Spanish English French German Italian Portuguese Russian
kostenlose homepageuhren relojes blogs

Día del Huevo

Desde 1996, la Comisión Internacional del Huevo (International Egg Commission) organiza esta celebración anualmente.

Cabe destacar que la FAO (Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación) reconoce al huevo como uno de los alimentos más nutritivos de la naturaleza.

El huevo es un alimento muy práctico y altamente nutritivo que debe formar parte de la dieta habitual. Los huevos resultan fáciles de preparar, combinar y consumir ya sea como parte principal o como ingrediente de todo tipo de preparaciones culinarias dulces y saladas como tortillas, souflées, budines, omelettes, flanes, bizcochuelos, piononos, tortillas, ensaladas, crepes y pastas.

Además, incorporar huevos en el desayuno no sólo no engorda, sino que contribuye a la pérdida de peso. El huevo proporciona mayor sensación de saciedad, lo que evita 'picotear' entre horas. Los nutrientes y proteínas que aporta hacen que sea sencillo sobrellevar un régimen de adelgazamiento (no aparecen déficit de vitaminas ni minerales, mareos, dolores de cabeza y sensación de vacío en el estómago, característicos de otras dietas) sin que se hayan alterado las cifras de lípidos en sangre (colesterol 'malo' (LDL) y triglicéridos). Consumir huevo es muy práctico y altamente recomendable en todas las etapas de la vida.

Así, en los bebés, desde los 6 meses se recomienda incluir la yema para reforzar las reservas de hierro y, a partir de los 10 meses, el huevo completo, siempre bien cocido.

Para los niños, el huevo es un aliado de las madres ya que puede incluirse en la dieta diaria en múltiples recetas y, gracias a sus rápidas y variadas formas de cocción, un huevo duro es una solución práctica y atractiva para resolver una comida rica en proteínas de origen animal.

Para los adultos que realicen un régimen de adelgazamiento, un huevo aporta las mismas calorías que una fruta mediana y ayuda a quemar más calorías, a la vez que brinda mayor saciedad y, al ser un alimento protector, no provoca deficiencia alguna de nutrientes.

En las embarazadas y mujeres en período de lactancia, incluir al menos un huevo diario en las comidas aporta las proteínas extras requeridas en su dieta específica, sin sumar calorías innecesarias como con carbohidratos simples o azúcares, que no aportan nutrientes esenciales y provocan un mayor aumento de peso del estimado.

Para los ancianos, dada su facilidad para masticarlos en sus diversas formas de cocción, se recomienda ingerir huevos para evitar la pérdida de masa muscular y mantener un adecuado estado nutricional.

En deportistas, debido a su alto requerimiento proteico y calórico, consumir varios huevos al día es el plan alimentario más eficaz y práctico para favorecer su rendimiento deportivo.

 

Lo que es importante saber del huevo

* Los huevos no aportan carbohidratos, lo que lo convierte en un alimento "comodín" para diabéticos

* A nivel calórico, un huevo entero aporta aproximadamente sólo 75 calorías, como una fruta mediana

* Proteínas: la proteína del huevo es considerada como patrón de referencia para comparar nutricionalmente a las demás proteínas de los diferentes alimentos. Esto se debe a que es la de más alto valor biológico (contiene los aminoácidos esenciales para el organismo). Son proteínas libres de grasas. En 100 gramos el aporte proteico es de 12 a 14 gramos

* Grasas: las grasas que predominan en el huevo son ácidos mono y poliinsaturados (principalmente ácido oleico - Omega 9), muy beneficiosos para el organismo. Su grasa es de fácil digestión

* También están presentes la lecitina y los fosfolípidos

* Minerales: aporta hierro, concentrado especialmente en la yema, fósforo, potasio y magnesio

* Vitaminas: se considera al huevo una gran fuente de vitamina B12 (cobalamina), concentrada principalmente en la yema. Así mismo nos aporta vitamina B1 (tiamina), B2 (riboflavina), niacina (vitamina B-3), ácido fólico, vitaminas A, D y E (en la yema). Es importante señalar que los huevos poseen colina, muy conveniente para la alimentación de mujeres embarazadas, ya que facilita el correcto desarrollo del sistema nervioso central del embrión/feto, junto con el ácido fólico. Por otro lado, los carotenoides, luteína y zeaxantina, ayudan a prevenir trastornos oculares como las cataratas y la ceguera.

Diez razones para consumir huevo
1- Es 100% natural y envasado en origen: es un alimento totalmente natural sin agregado de conservantes ni aditivos.
2- Las proteínas son de alto valor biológico: sus proteínas son las de mejor calidad nutritiva y más alto valor biológico ya que aportan los 9 aminoácidos esenciales y son las que mejor aprovecha nuestro organismo, debido a estas razones la FAO (Food and Agriculture Organization) la ha tomado como la proteína de referencia para evaluar la calidad proteica de los demás alimentos.
3- Contiene más del 10% de las recomendaciones diarias de proteínas: un huevo aporta 6.25 grs. de la mejor proteína. Las recomendaciones de proteína para un adulto sano son de 0.8 a 1gr /kg. de peso corporal.
4- Aporta ácidos grasos insaturados: principalmente monoinsaturados llamado ácido graso oleico que tiene la propiedad de aumentar el colesterol bueno, es el ácido graso principal del famoso aceite de oliva.
5- Sólo 75 calorías por unidad: por lo tanto puede ser incluido en regímenes de adelgazamiento ya que aporta las mismas calorías que una fruta mediana.
6- Gran variedad de vitaminas y minerales: aporta todas las vitaminas y minerales a excepción de la vitamina C. También es fuente de sustancias esenciales como la colina y de carotenoides llamados luteína y zeaxantina.
7- Aporte de sustancias antioxidantes: fuente de luteína y zeaxantina biodisponibles, son carotenoides que disminuyen las probabilidades de sufrir enfermedades de la visión.
8- Su consumo es conveniente en todas las etapas de la vida: en niños, adultos, embarazadas y ancianos ya que el huevo nutre al niño, fortalece al adolescente, alimenta al adulto y favorece al anciano gracias a su inigualable aporte de nutrientes.
9- En términos económicos es la mejor inversión en nutrición y sabor: debido a la calidad de sus proteínas y el valor económico del alimento ofrecen la mejor relación costo-beneficio.
10- Integra numerosas preparaciones culinarias dulces y saladas: entre ellas podemos nombrar souflées, budines, omelettes, flanes, bizcochuelos, piononos, tortillas, ensaladas, crepes. Es ideal combinarlo con vegetales.

Actualidad en noticias

No result...