Spanish English French German Italian Portuguese Russian


kostenlose homepageuhren relojes blogs
Actualidad en Noticias
.

Una Constitución de dos siglos

1821. EL REGLAMENTO PROVISORIO.

La Primera Constitución de Corrientes, el "Reglamento Provisorio Constitucional de 1821" cumple 200 años.

 La norma fue el remate institucional de un intenso proceso histórico iniciado en el año 1810, como parte de la Revolución de Mayo. Hasta la sanción del Estatuto, podemos dividir ese proceso previo en tres etapas, la primera de ellas, la de los Tenientes de Gobernador enviados desde Buenos Aires, que dura hasta el año 1814, la segunda, cuando en ese año el artiguismo hace pie en Corrientes, comenzando un ciclo que se prolonga hasta 1820, y la última, el corto lapso que entre 1820 y 1821 comprende la llamada "República Entrerriana" de Francisco "Pancho" Ramírez.

 Como antecedentes normativos, cabe destacar los "Congresos" que Artigas impulsa a celebrar para consultar "la voluntad de los Pueblos", para que en uso de su soberanía adopten las medidas que hagan a los más altos fines colectivos, y designen las autoridades provinciales.

El Primer Congreso Correntino, tiene lugar en 1814, entre el 11 de junio y el 14 de agosto. En su contexto, sobresale la fallida intentona de Genaro Perugorría de separar a la provincia de Artigas y alinearla con Buenos Aires. 4, y solo nos quedan oficios sueltos a través de los cuales podemos aventurar que se declara depositario de la soberanía provincial, organiza a Corrientes como provincia autónoma, decreta un empadronamiento general con fines demográficos y económicos, y adopta diversas medidas de corte militar. Todas decisiones de circunstancia, quizá acordes con la tradición capitular correntina.

El Segundo Congreso Correntino, es convocado por Artigas en el año 1816, para recomponer el gobierno provincial, convulsionado por las luchas y disensiones internas. Sesiona durante el mes de enero en Saladas, que es el bastión artiguista provincial, y sus principales resultados son la designación del Gobernador Intendente, que recae por segunda vez en Juan Bautista Méndez, y la elección por parte de sus integrantes, los diputados representantes de los vecindarios, de los miembros del Cabildo, quienes hasta esa instancia se designaban a sí mismos.

LOS AUTORES CON EL REGLAMENTO.

El Tercer Congreso Correntino se celebra en el año 1818, en el marco de la última intentona del patriciado correntino para desprenderse de la tutela de Artigas. Se instala el 23 de julio de 1818, y resulta disuelto como consecuencia de la invasión de Andresito, convocado por artiguistas locales, a comienzos de agosto de ese año. Pese a lo azaroso del devenir de esa convocatoria, y a su quiebre final, cabe resaltarlo como el primer acto de soberanía institucional de la Provincia, y antecedente directo del Reglamento Provisorio de 1821, por haber decidido en su transcurso, "acordar un reglamento provisorio que debería servir de norma al nuevo Gobernador". Ya aquí se destaca el nombre de José Simón García de Cossio, como el letrado que debe asesorar la comisión redactora, compuesta por dos diputados.

El último Congreso o Pacto de Ábalos, es el acuerdo ofensivo – defensivo que para hacer frente al Tratado del Pilar, firma Artigas como cabeza de la Provincia Oriental, con los representantes de Corrientes y Misiones, el 24 de abril de 1820. En lo normativo, entiendo que resulta de interés el artículo quinto, que establece que "…, Las Provincias de la Liga no pueden ser perjudicadas ni en la libre elección de sus Gobiernos, ni en su administración económica según los principios de la federación".

Finalmente, los reglamentos para la República Entre – Riana, que sanciona Francisco Ramírez en 1820, aunque fruto de la voluntad omnímoda de un conquistador, contienen elementos que luego son retomados por los legisladores correntinos, esencialmente en lo económico y militar. Sobre todo porque el alma mater de esas normativas autoritarias, es el mismo García de Cossio que ya colaborara con Artigas y que será in totum el autor intelectual del Reglamento Provisorio Constitucional de 1821.

En síntesis, para Corrientes, de los antecedentes sintetizados hasta aquí, resaltan dos hombres y dos voluntades: José Gervasio Artigas como el hombre de estado, y José Simón García de Cossio como el jurista indispensable a todos los actores de aquel extenso período.

Con respecto al proceso histórico y las características de la norma en sí, dada la necesidad de la organización del Estado correntino, una Asamblea Provincial comenzó a abocarse a la cuestión, iniciándose así la obra constituyente y organizadora correntina. El Cuerpo Legislativo se declaró con plenas potestades, como representante de la soberanía de la provincia.

Entre sus primeras medidas, estuvo la designación, el 27 de Noviembre de 1821, de José Simón García de Cossio para integrar la comisión encargada de elaborar un proyecto del Reglamento Provisorio.

Una vez confeccionado y presentado el proyecto, fue aprobado por el Honorable Congreso, que lo sancionó el 11 de Diciembre de 1821, jurándose el Reglamento Estatuto Provisional al día siguiente -en la Capital- y durante todo el mes de Enero en los diversos Partidos de campaña.

El resultado fue una norma bajo perfiles republicanos, con algunas deficiencias que distaron de tener carácter definitivo, de allí la denominación de "provisorio". El Reglamento se erigió en una genuina herramienta para la construcción estadual correntina; encarnando la primera disposición constitucional en todo el sentido de la palabra, tanto en la conformación y funcionamiento orgánico del Estado como en las disposiciones referentes a los derechos de los ciudadanos, es decir, reguló tanto la organización del Estado como las garantías de sus habitantes.

Aunque dista mucho de ser una Constitución escrita sin errores, que abarque la regulación de un Estado de derecho integral, ha sido el eslabón necesario e indispensable a partir del cual la provincia entró en un marco de institucionalización republicana, que se perfeccionaría con el transcurrir de las décadas.

Su denominación de "Provisorio", era acorde al momento, si bien fue una genuina constitución escrita, en una provincia que nacía. Al ser el primer Estatuto Constitucional Provincial, dio inicio a un proceso que rápidamente se orientó hacia su pleno desarrollo, constituyendo una etapa de transición entre el antiguo sistema y el nuevo, que se trataba de consolidar.

La provisoriedad generaba la factibilidad de una flexibilización para los cambios y modificaciones, factores lógicos en aquel proceso inicial de construcción política. En este mismo sentido también fueron provisorios el Estatuto de Santa Fe, de 1819, y el de Córdoba, de 1821.

El Reglamento correntino estaba dividido en nueve Secciones, cada una compuesta por artículos que tenían su numeración a partir de cada Sección, y no correlativamente en la extensión de toda la Constitución. Los títulos eran los siguientes: I.- Religión; II.- Ciudadanía; III.- Poder Legislativo; IV.- Poder Ejecutivo; V.- Poder Judiciario; VI.- Hacienda; VII.- Guerra; VIII.- Seguridad Individual; IX.- Asambleas Electorales. Cada una de estas Secciones tenía numeración independiente de artículos.

Fue publicado por Bando, acompañado de un Manifiesto del Congreso, dirigido a la ciudadanía correntina donde se expresan las intenciones y los principios, con los cuales se anhela construir el Estado Provincial, sus leyes y los vínculos entre los ciudadanos. El documento, resalta nítidamente la investidura de la provincia en su carácter de independiente, la sistematización de los Poderes del Estado y el respeto que debían tener los ciudadanos a sus leyes.

Esta primera aproximación a una normativa de estas características en la provincia fue una verdadera Constitución de Estado, tuvo plena vigencia y efectiva aplicación, y encarnó el eslabón inicial de nuestro prolongado proceso constitucional.

Fuente: https://www.diarioepoca.com

Actualidad en noticias