Spanish English French German Italian Portuguese Russian
kostenlose homepageuhren relojes blogs

LAS AVENTURAS DE JASY PYKARÉ

   

Jasy Pykaré, Luna de pies torcidos, era la nieta del Jasy Jateré, (también se escribe Yasy Yateré), su abuelo mismo le había elegido el nombre, cuando la vio por primera vez con esos inmensos pies torcidos, es que PyKaré no significa otra cosa que pies torcidos, como eran los de ella. Quedó desde entonces con el nombre de Jasy, como sus antepasados que significa Luna, PyKaré, de pies torcidos, en guaraní

    Desde pequeña ella se sentía muy cómoda con esos pies, aunque los otros se burlaban o se reían por su extraña forma de caminar, que asemejaba casi a un baile cuando se la veía recorrer el monte. Porque aquello era un monte al que también muchos llamaban selva.

    A medida que fue creciendo, sus pies, lo hacían aún más rápido y al nadar y al flotar en los arroyos sobresalían tanto del agua que los otros no paraban de burlarse a sus espaldas. Porque aún sin verlos, ella notaba que los ojos y los labios de sus amiguitos, temblaban evitando la risa. Así que de a poco se fue alejando de ellos y aislando cada vez más.

Estando sola podía sentir al viento y cantarle o recitarle los versos que le enseñó su abuelo:

 

                   “Hojas de otoño que viajan con el viento….”

Era parte de una poesía de Celia Sander, que le gustaba mucho.

“Hojas de otoño que viajan con el viento, hacia un nuevo destino…..”

“Togue araroguekúi ohova Yvyture, Iguähe pyahurá gotyo”-en guaraní.

Esa frase la hacía viajar, y se sentía ella también una hoja flotando al viento, viajando atravesaba el río de Formosa a Alberdi, volaba hasta Clorinda y de un salto a Asunción, o a cualquier parte que deseara. 

Vagando así en ese estado de soñar despierta, llegó un día hasta el Bañado La Estrella, y de golpe creyó estar dentro de su propio sueño, al ver toda la exuberancia, de la naturaleza, los pájaro de mil colores, las mariposas que parecían flores voladoras, lo grillos, sapos y cigarras dando un concierto con sus cantos, las abejas con sus panales de miel colgados de las ramas, los nidos, cuantos y tan diferentes unos de otros, queriendo cada cual dar una lección de arquitectura, y por fin,  la laguna en donde bailando entraron sus pies al agua, y chapoteando en la misma, su danza era aún más frenética. ¡Que divertido era aquello!

Estaba tan concentrada en ello, que no vio cuando una bandada de espátulas rosadas aterrizaban todas juntas a su alrededor. ¡Que emoción!

¡Cuán hermosas eran estas aves! Jasy Pykaré no se quería mover por temor a espantarlas, hasta que por fin sacó un pie del fondo y ¡vaya sorpresa!, la espátula madre se acercó y sus pichones se acomodaron sobre su enorme pie, como si fuese la rama de un árbol, ella contenta no se movió, estuvo así largo rato, hasta que cansada bajó ese pie y los pájaros siguieron jugando en el agua. Al rato decidió alzar el otro y estos volvieron a subir esta vez sobre el otro pie. Por fin alguien que no se asusta de mis pies, ni se burla, se dijo. Realmente son útiles y lindos. Pero claro, no podía pasarse así el día como un flamenco, que son pájaros muy parecidos a las espátulas salvo por su pico. Los de las espátulas son grandes y aplastados en la punta, mientras que los de los flamencos son curvos, y se pasan el día parados sobre una pata. Cuando las aves volaron ella salió de la laguna bailando dichosa. Cuan feliz recorrió el camino hasta su casa y que bellos sueños tuvo toda la noche. 

“Hojas de sueño que viajan con el viento…..”

“Togue Kerayvotyva ohóva yvytúre…..”-en mi lengua.- 

Gritaba en sueños y las espátulas volaban a su lado, porque allí ella también volaba, pero se paró de pronto y todas sus amigas con ella en pleno vuelo. No era así como decía el verso:

“Hojas de otoño que viajan con el viento hacia un nuevo destino”

“Togue araroguekúi ohova Yvyture iguähé pyahurä gotyo” 

Gritó entonces riendo a carcajadas y oyendo el batir de alas de sus aves que asemejaban también una risa.

Apenas desayunó y ya estaba de nuevo camino al bañado la estrella, en la laguna las esperó bailando en una pata, y al poco tiempo, las espátulas rosadas estaban rodeándola nuevamente, cuanta felicidad se decía a sí misma.

Una vez,  camino a la laguna, encontró un Tajy florecido, las flores eran del mismo color del plumaje de sus amigas. Juntó tantas flores como pudo y se las pegó con miel en todo el cuerpo, las abejas bailaban en torno suyo. Esta vez, fueron los pájaros los que se sorprendieron al verla. Entonces se dieron cuenta de cuanto le gustaba a Jasy su color. Y fueron juntando todas las plumas que se les caían, una aquí, otra allá y se las regalaban.

Con hilos de caraguatá Jasy PyKaré se hizo un traje, que cuando caminaba por el monte, parecía volar entre los árboles y era majestuosa su sombra que se reflejaba y crecía en el agua, sobre todo cuando bailaba.

Uno de esos días una pequeña avioneta sobrevolaba la laguna y la vio. El piloto se quedó fascinado con la imagen. La joven bailaba con una gracia increíble sobre una pierna, sujetando en la otra a los pichones, estaba vestida de juventud, flores y plumas. Aterrizó la aeronave y se acerco despacio para no asustarla. Jasy PyKaré lo miró primero con desconfianza, pero como venía también del aire  debía de ser algo bueno, mientras tanto las espátulas volaban ya en todas direcciones. Jasy, permanecía inmóvil. Ambos se miraron fijamente.

 ¡Qué lindo es!- pensó Jasy PyKaré

 -¡Eres la más hermosa de las apariciones!- pensó el piloto.

Y así sin hablar se comunicaron.  Se habían enamorado. El piloto llevó a Jasy a Corrientes donde él vivía. Y es allí en el Carnaval Correntino, en donde hasta hoy sigue bailando, con esos pasos que solo ella con sus pies puede realizar. O sobre una pierna como cuando estaba en la laguna, arrancando gritos y aplausos frenéticos de la multitud al tiempo que grita:

 “Hojas de sueños que viajan con el viento….” 

“Hojas de otoño…”

Jasy PyKaré, tiene un estilo que nadie puede imitar y sus pies hacen piruetas, que con otros es imposible realizar. 

Jasy PyKaré es la reina del carnaval. 

Autora: PRINCESA AQUINO AUGSTEN 

            Septiembre-2019

Actualidad en noticias

No result...