Spanish English French German Italian Portuguese Russian


kostenlose homepageuhren relojes blogs
Actualidad en Noticias
.

Ganar el Corazón del otro

Ibarreta, Provincia de Formosa, (republica Argentina), año 1951.

María, una mujer de 35 años, nacida en Berlín (Alemania), a quien la vida la desafió a vivir con su marido en la región del noreste argentino, era la propietaria de la “Casa de Alta Costura” más importante de la región, sus clientes venían de distintas localidades de toda la provincia.

María seducía con su imagen de bella mujer, una combinación casi perfecta desde la estética: piel blanca, ojos azules, cabellos rubios, sus vestidos diseñados a medida eran de alta calidad, marcaban su cintura, usaba los escotes en forma de corazón, combinados con faldas de amplios vuelos, bordados sofisticados, y énfasis en los accesorios, los zapatos de tacón complementaban su esencia de dama elegante y esplendorosa.

Cuando el trabajo se hizo más demandante en el atelier, con su esposo decidieron contratar pasantes para que realicen otras actividades como el “surfilado”, que consistía en coser a mano y con una aguja muy fina los bordes de las delicadas telas para evitar que los diseños de alta costura se deshilachen, ese fue el motivo de la vinculación entre María y Blanquita.

Blanquita con sus 12 años de edad, incipiente en la actividad, fue designada por su padre Marcel, para hacer el trabajo en el taller, porque era la hija mayor y necesitaba ahorrar el dinero suficiente para ir a estudiar magisterio a la ciudad de Formosa, uno de sus sueños cumplidos.

El olor del strudel se destacaba en las tardes de la Casa de Alta Costura, donde María también ofrecía asesoramiento de imagen, en comunión con la esencia del cliente, quien se sentía mucho más seguro al ponerse la prenda. El detalle de amabilidad y cordialidad estaba dado por la Ceremonia del Té y su generosa porción de pastel de manzanas, en un contexto empático, contenedor de emociones, de escucha activa y confidencialidad.

 El correo de Ibarreta siempre estaba activo aportando libros y revistas en idioma inglés, francés y alemán, que venían de Europa para incrementar la cultura general y mantener actualizada en las últimas tendencias de la moda a la dueña del atelier.

Blanquita se ganó el corazón de María, con su “surfilado” impecable, casi angelical, y sus buenos modos, sin dudas su hada madrina alemana le plantó una semilla que germinó en su propio emprendimiento “Creaciones BB”, donde elaboraba ropas de muñecas para vender a sus amigas y así poder aumentar sus ahorros. Con los años esta pasión se transformó en un recurso económico y terapéutico válido para superar un tratamiento oncológico, Blanquita bordaba manteles, sabanas y toallas.

 Muchos años pasaron en la vida de Blanquita, se convirtió en una maestra muy destacada en la región, pero esa “niña inspirada” por su gran mentora María siempre la acompañó. La alemana le instaló el sello del espíritu emprendedor, con la consigna de ser uno mismo, es decir ser coherente entre lo que somos y lo que hacernos, lo cual nos produce un sentimiento de libertad muy gratificante, y no dejarse atrapar por las estructuras rígidas, si por los colores, la luz, y las emociones….

Las buenas historias pueden inspirarte a transformar tu vida…

Autora: Dra. Norma Bouloc

Actualidad en noticias