Spanish English French German Italian Portuguese Russian


kostenlose homepageuhren relojes blogs
Actualidad en Noticias
.

El rol social del magisterio

La educación fue reconocida por primera vez en el mundo como un derecho social en nuestra Constitución de Querétaro, en el año de 1917. A partir de entonces, se dio acceso al conocimiento a todos los estratos sociales y la educación adquirió el carácter de derecho habilitante, esto es, la condición necesaria para el goce y ejercicio de los demás derechos fundamentales.

La oportunidad de las mayorías de recibir educación ha transformado a las sociedades e incorporado a millones de personas a una vida más libre, digna e igualitaria.

Sólo podemos aquilatar los beneficios que ha generado la educación, cuando reconocemos a quienes con su dedicación y excelencia permanente dan vida a las instituciones educativas y materializan este fin revolucionario: me refiero a las maestras y maestros.

Lo anterior se comprendió pocos meses después de la promulgación de nuestra Carta Magna, pues el 3 de diciembre de 1917 se publicó en el Diario Oficial de la Federación el decreto firmado por el entonces presidente de México, Venustiano Carranza, en el que se declaró el 15 de mayo como el Día del Maestro y ordenó que en todas las escuelas se organizaran festividades culturales que pusieran de relieve la importancia y nobleza del papel social del maestro.

La actual contingencia sanitaria ha causado la mayor disrupción de la historia de la educación en el mundo. Las estadísticas de la Unesco señalan que ya desde antes de la pandemia había 250 millones de niños y jóvenes en edad escolar sin acudir a los centros educativos.

Los tremendos estragos causados por la pandemia que padecemos —se ha dicho en este mismo espacio— pueden dar origen a una auténtica catástrofe generacional si los gobiernos de los países no toman medidas inmediatas y estratégicas para frenar la deserción escolar.

Será necesario implementar programas bien estructurados para preparar el regreso presencial a las aulas, incrementos sustanciales de los presupuestos, políticas públicas para impulsar el acceso más igualitario a la tecnología y al internet, así como medidas para disminuir las demás desigualdades existentes entre los grupos sociales menos favorecidos, como parte de las estrategias que son indispensables para evitar mayores daños a nuestras juventudes.

La calidad, capacitación y actualización de los docentes resulta ser la columna vertebral del proceso educativo.

No olvidemos que, hasta antes de la aparición de los derechos sociales en la Constitución de 1917, la educación fue —a lo largo de la historia— un privilegio exclusivo de las élites monárquicas, aristocráticas y religiosas.

En México, la educación —en todos sus niveles— es obligatoria y ya ha alcanzado el estatus de derecho humano y fundamental. Sin embargo, nunca como ahora, educar había sido tan complicado ni tan estratégico para nuestro desarrollo nacional.

La Facultad de Derecho de la UNAM decidió organizar ayer una ceremonia virtual del Día del Maestro, para rendir un sencillo, pero justo, homenaje a nuestro claustro académico, compuesto por más de mil quinientos profesoras y profesores, quienes hacen de la enseñanza, investigación y difusión del conocimiento jurídico su tarea sustantiva y han hecho grandes esfuerzos para no detenerse nunca durante la pandemia.

Honrar, honra. Y, por ello, es justo este día reconocer el papel que juegan en la sociedad nuestras maestras y maestros, a quienes deseamos muchas felicidades.

Como Corolario la frase del educador brasileño Paulo Freire: “La educación no cambia al mundo: cambia a las personas que van a cambiar el mundo”.

Autor: Dr. Raúl Contreras Bustamante

Decano de la Facultad de Derecho de la Universidad Nacional de México (UNAM MEXICO)

Fuente: https://www.excelsior.com.mx

Actualidad en noticias

No result...