Spanish English French German Italian Portuguese Russian


kostenlose homepageuhren relojes blogs
Actualidad en Noticias
.

Italia gana sufriendo

Italia tuvo que ir hasta la prórroga para vencer a Austria. Goles de Chiesa y Pessina le dan a la ‘Azzurra’ el pase a cuartos de final.

Todo lo que había provocado Italia en la fase de grupos se desvaneció ante Austria. La ‘Azzurra’ tuvo que sufrir durante todo el partido y fue hasta la prórroga que pudo al fin abrir el marcador. Por momentos, los de Foda le daban, irónicamente, una lección de ‘catenaccio’ a un equipo italiano. Al final, el cansancio y la calidad individual inclinaron la balanza para los ‘azzurri’, con goles de Chiesa y Pessina en tiempos extra, aunque Kalajdzik hizo emocionantes los últimos minutos.

Austria salió desde el primer minuto dejando claro que sería un partido intenso. Partido con mucho ritmo, con presión muy alta de ambos equipos y disputas por el balón en todas las zonas del campo. Tras unos veinte minutos de ida y vuelta, Italia logró controlar el centro del campo, y con ello la posesión del balón, jugando cada vez más lejos de su portería. Pero los austriacos no cedían y jugaban adelantados, impidiendo que los ‘azzurri’ generaran peligro.

La ‘Azzurra’ amenazaba principalmente por el costado izquierdo, con Spinazzola -incorporándose constantemente al ataque- e Insigne asociándose para hacer sufrir a la defensa austriaca. Sin embargo, el esfuerzo de Lainer, Schlager y Lamier para defender fue notorio. Italia era mejor, pero la sensación de que Austria podría generar peligro a la contra era latente. A pesar de la superioridad en el primer tiempo, los de Mancini no lograban generan jugadas claras. Las más peligrosas fueron tiros lejanos. El primero de Barella, rechazado por Bachmann con el pie, y el segundo de Immobile, quién se inventó un disparo que se estrelló en la escuadra.

Para la segunda parte, Austria se dio cuenta que no era la víctima y se atrevió más. Una falta cobrada por Alaba que se iba por arriba y algún intento de Arnautović generaban nerviosismo en los italianos. Los austriacos eran cada vez más peligrosos, podían oler la épica e iban a buscarla. Mancini tardó en reaccionar con los cambios, hasta que, al minuto 64, un gol de Arnautović que fue anulado por fuera de juego le hizo reaccionar. Locatelli y Pessina al campo. Pero parecía que el problema no estaba en esa zona del campo, porque el equipo no mejoró. Al 84’, un doble cambio más, Chiesa y Belotti para tratar de solucionar la situación. Era muy poco tiempo para hacer algo y parecía que Italia prefería no arriesgar en los últimos minutos y mejor buscar ganarlo en la prórroga.

A los de Foda les pasó factura el cansancio, luego de haber realizado solo un cambio en los 90 minutos. A los cinco minutos de iniciado el alargue, Spinazzola vio que Chiesa entraba solo a segundo palo, el jugador de la Juventus recibió y utilizó una variedad de recursos para hacer un golazo. Controló con la cabeza, con un toque sutil se quitó al defensor y orientó el balón, y definió con un zurdazo. El golpe anímico para Austria fue devastador. Y, justo antes de que finalizara el primer tiempo extra, Pessina hizo el 2-0. Parecía liquidado, pero al 113’ Kalajdzik delvió la esperanza a los austriacos. Los últimos minutos fueron agónicos para Italia, pero lograron avanzar a cuartos de final, donde esperan al vencedor del Bélgica – Portugal.

Autor: Emiliano Méndez

Periodista deportivo

Corresponsal en Barcelona - España

@emiliano_mc

Actualidad en noticias