Spanish English French German Italian Portuguese Russian


kostenlose homepageuhren relojes blogs
Actualidad en Noticias
.

Italia golea a Suiza y avisa que va en serio.

La ‘Azzurra’ volvió a golear, en esta ocasión a Suiza 3-0 y ya está clasificada a octavos. El domingo se jugarán contra Gales el primer lugar, mientras que Suiza y Turquía pelearán por el tercero, y su continuidad en el torneo.

Italia dejó claro que va en serio en esta Eurocopa. Dos partidos y dos victorias, seis goles a favor y cero en contra. Con un gran despliegue futbolístico, la ‘Azzurra’ ya está clasificada a octavos, y contra Gales solo se disputará la primera posición del grupo. Por su parte, Suiza suma solo un punto y deberá ganar a Turquía si quiere seguir en la siguiente fase.

Desde la alineación Mancini dejó clara su intención al suplir al lesionado Florenzi con Di Lorenzo, siendo este mucho más ofensivo que Tolói. Aunque en el desarrollo del encuentro el jugador del Napoli aportó más en el equilibrio del equipo que en ataque. En los primeros minutos los dos equipos buscaron hacerse del balón para imponer su juego. Ambos intentaron controlar el balón y recuperarlo rápido tras perdida con una presión muy alta. Pero a los 10 minutos Italia ya había logrado hacerse con la posición y controlar el juego. E Immobile tuvo la primera en un remate de cabeza a centro de Spinazzola. Esto marcó el inicio del asedio ‘azzurra’ y su juego asociativo que no dejaba a Suiza salir de su mitad del campo.

Poco después los italianos pudieron ponerse en ventaja. Chiellini mandó el balón al fondo al rematar un balón suelto, pero desde el VAR se avisó al silbante que hubo una mano previa del mismo defensor que invalidó la jugada. Algo debió pasar en esa misma jugada que provocó que el capitán italiano tuviera que salir de cambio cinco minutos después. Casi todo el juego ofensivo de los de Mancini se llevaba a cabo por la banda izquierda. Spinazzola, Insigne y Locatelli triangulaban constantemente haciendo daño de distintas maneras. Hasta que, al minuto 25, Locatelli convirtió un balón rechazado en un magistral cambio de juego. Berardi recibió pegado a la banda derecha, arrancó y entró al área encarando a Rodríguez. Mandó la diagonal en el momento justo para la llegada del mismo Locatelli que remató a placer. Conexión Sassuolo para el 1-0.

Immobile, en dos ocasiones, y Spinazzola pudieron aumentar la ventaja antes del descanso, pero fallaron sus oportunidades. Suiza también lo intentó a la contra, aunque los italianos controlaron cada acción sin pasar estragos. La segunda parte comenzó igual que la primera, con Suiza intentando plantar cara. En esta ocasión su intención duro apenas siete minutos. Al 52’ Locatelli se encontró solo en la frontal del área, recibió de Barella y sacó el zurdazo colocado para duplicar la ventaja, nada que hacer para Sommer.

Con el 2-0, y a pesar de haber bajado considerablemente la intensidad, Italia seguía atacando. Por si fuera poco, Donnarumma demostró que Italia también tiene portero de garantías. Al 63’ Suiza tuvo una oportunidad de acotar la distancia en los pies de Zuber pero el joven portero tapó el remate a bocajarro y el posterior intento de centro tras el rebote.

Ambos técnicos hicieron cambios pensando en el siguiente encuentro y el partido perdió ritmo. Immobile quería su gol. Falló dos oportunidades claras en las que cruzó demasiado su disparo. Hasta que al 88’, en otra recuperación alta, el balón le cayó al delantero de la Lazio, se dio media vuelta, se acomodó y sacó el disparo que puso el 3-0 definitivo. Sommer alcanzó a tocar el balón pero no lo suficiente pare desviar. La ‘Azzurra’ no ha encontrado rival hasta ahora, y el domingo le basta un empate contra Gales para avanzar como primer lugar de grupo.

Periodista deportivo

Corresponsal en Barcelona - España

@emiliano_mc

Actualidad en noticias

Italia gana, gusta y golea

Italia gana, gusta y golea en su debut (0-3).

La ‘Azurra’ venció a Turquía 0-3 en partido inaugural de la Euro2020. Los de Mancini dieron una exhibición y se confirman como candidatos al título.

Llegó el día del primer partido de la tan ansiada Euro2020. El haber tenido que esperar un año más para que pudiera jugarse solo aumento las expectativas de lo que se espera sea un gran torneo. Muchos candidatos al título -a reserva de lo que diga la favorita Francia-, varias selecciones con el mejor grupo de selecciones que se les ha visto en mucho tiempo. Y una de ellas es la Italia de Roberto Mancini. Luego de la que la ‘Azurri’ tocara fondo en 2018 al quedarse fuera del Mundial, Mancio llegó a cambiarle la cara al equipo italiano. 10 victorias en 10 partidos de clasificación metieron a Italia en la Eurocopa, torneo en el que este viernes debutó venciendo a Turquía.

Los italianos empezaron ganando desde los himnos, la característica vehemencia al cantarlo. Y esas ganas por ganar se reflejaron rápido en el campo cuando, con solo tres minutos en el cronómetro, Immobile tuvo la primera. El balón se iba por línea de fondo, Berardi lo alcanzó y mandó un centro a primer palo. El jugador de la Lazio no pudo dirigir su remate a portería, pero daba el primer aviso.

Italia consiguió rápidamente que el partido se jugara en el campo de los turcos. Muchos toques y posesiones largas, alternando intentos por dentro y por fuera, disparos lejanos, remates de cabeza o intentos de combinar dentro del área. Immobile, Insigne, Berardi, incluso Chiellini, probaban pero el gol no llegaba. La mayoría de los intentos se iban desviados, y cuando fueron a gol estaba Çakir para evitarlo. El equipo de Guneş defendía cómodo, bajando el ritmo de juego y cerrando espacios.

La primera llegada de Turquía se dio al minuto 34. Donnarumma tuvo que cortar un balón que cruzaba el área por lo bajo. El que los otomanos intentarán atacar provocó que Italia se fuera con todo encima, queriendo reflejar en el marcador su superioridad en todo el primer tiempo. Por momentos, todos los turcos, menos Yilmaz, defendían dentro de su área. El partido se fue al descanso, aunque previamente los ‘azurri’ reclamaron un penal por mano en el área. Había sucedido lo mismo dos veces anteriormente, pero en esta tercera ocasión la infracción parecía más clara.

La segunda mitad inició como termino la primera, Italia dominaba y parecía cuestión de tiempo para que cayera el gol. Al 51’, Ünder se fue solo a la contra y logró finalizar la jugada, pero su disparo fue controlado por Donnarumma sin complicarse demasiado. Dos minutos después la suerte le sonrío a Italia. Berardi llegó a línea de fondo y mandó un centro buscando a Immobile que, en su intento por cortar el trayecto del balón, Demiral terminó desviando a propia puerta con el pecho. El primer gol de la Euro llegaba en forma de autogol.

El 0-1 incitó a Turquía a cambiar el plan e intentar hacerle cara a Italia, pero no lograban hacerlo. El equipo de Mancini se dio cuenta que su rival carecía de reacción y duplicó la ventaja al 65’. Spinazzola probó con un disparo que Çakir rechazó mal, dejando el balón a Immobile que no perdonó. 0-2 que hacía justicia a lo hecho por ambos equipos. Y había tiempo para más. Tras una gran jugada el balón encontró a Insigne solo dentro del área y este hizo un golazo. El disparo con rosca que el jugador del Napoli había intentado durante todo el partido por fin le salió para liquidar el encuentro.

En el tiempo de compensación, Yilmaz tuvo la oportunidad de hacer un gol que podría ser importante en el futuro de la competición, sin embargo, Chiellini estuvo atentó para bloquear su disparo. Esta Italia no solo vuelve a ganar, sino que lo hace jugando bien al fútbol, y aparte tiene gol.

Autor: Emiliano Méndez

Periodista deportivo

Corresponsal en Barcelona - España

@emiliano_mc

Actualidad en noticias

El Barcelona se cae de LaLiga

El Barcelona empata ante el Levante (3-3) y se queda prácticamente sin opciones en LaLiga. Vuelven a fallar en una oportunidad de ponerse líderes al dejarse remontar.

Una vez más el Barcelona tenía un partido importante… y una vez más no pudo ganarlo. Contra Granada, Atlético y en esta ocasión contra el Levante ha podido ponerse líder y las tres veces desaprovechó la oportunidad. El triunfo hubiera dejado a los de Koeman un punto por encima del Atlético, metiendo presión tanto a colchoneros como merengues. Pero dejaron escapar una ventaja de dos goles, terminando en un empate a tres, y ahora toca rezar para que ambos rivales pinchen y no se esfume el atisbo de esperanza que les queda. Errores en salida y la incapacidad de gestionar su ventaja vuelven a exhibir a los azulgranas en un partido que tenían controlado al medio tiempo. El Levante, por su parte, consigue matemáticamente la permanencia tras una grandiosa segunda mitad.

La inclusión de Dembélé en el once titular -en lugar de Dest- dejaba clara la intención de Koeman de no escatimar. Desde temprano en el partido se notó la tendencia que tendría el Barça a atacar más por esa banda derecha. Apenas a los cuatro minutos ya habían tenido dos oportunidades. Al minuto uno De Jong ganó la posición a Melero, centró atrás y el disparo de Pedri se fue desviado por poco. Al cuatro, De Jong nuevamente. Se metió al área, recortó y cedió en diagonal a Pedri que ahora si remató a gol, pero Aitor estaba ahí para evitar la anotación.

Tras varios minutos sin poder salir de su propio campo, el Levante empezó a asentarse en el campo. Defendían pacientemente cerrando espacios y de la misma manera esperaban el momento justo para atacar. Ya fuera atrayendo al Barça para generar y aprovechar espacios o a la contra. Los de Paco López empezaban a verse mejor cayó el 0-1 que parecía evitar que al Barcelona se le complicara de más el encuentro. Centro de Jordi Alba, buscando a De Jong, que desvió Melero en su intento de cortar la jugada. El balón le cayó a Messi que acomodó el cuerpo para rematar de volea pegado al palo.

Bardhi pudo empatarlo unos minutos después pero Ter Stegen lo impidió. Y al 33’ cayó el segundo del Barça. Pase filtrado a Dembélé, el francés aguanto la carga de Duarte dentro del área y la puso atrás para Pedri. El canario no falló en esta ocasión. Busquets dejó escapar la última antes del descanso al no conectar bien de cabeza un centro de Messi.

Para la segunda parte, Koeman tuvo que sacar a Araujo por evidentes molestias en el tobillo izquierdo durante casi toda la primera parte. El partido seguía como en los primeros 45 minutos. El Barça dominaba y no dejaba de amenazar la portería rival y los granotas también tenían sus oportunidades. Oportunidades desperdiciadas por Roger y Melero en un lado, por De Jong en el otro. Hasta que al minuto 56’ un centro de Jorge Miramón encontró a Melero que al ganarle la posición a Sergi Roberto logró rematar a bocajarro. Un partido más que el Barcelona no podría finalizar tranquilo. Y mucho menos cuando tres minutos después, en un error en la salida, Messi regresó mal el balón. Morales lo recuperó y luego de una gran pared con Roger remató de primera para hacer un golazo. 2-2 en un partido que parecía liquidado.

Dembélé evitó que el Levante se creciera más y alejó los fantasmas, momentáneamente. Solo cinco minutos más tarde le cayó el esférico al francés que tras un control orientado fusiló a Aitor. Los granotas pedían falta previa pero no hubo tal. Koeman mandó a Mingueza al campo, sacando a Pedri, y subió a Sergi Roberto al medio campo. El cambió funcionó ya que logró mayor seguridad atrás y bajar revoluciones al partido. Sin embargo, las malas noticias no cesaban al De Jong ver una amarilla que le impedirá jugar el próximo partido contra el Celta. Paco López respondió ingresando a Coke y Sergio León, y también acertó. Al 83’, Toño ganó en el mano a mano a Dest y logró mandar el centro. Sergio León se adelanto a Piqué y remató con la perte exterior dejando a Ter Stegen sin nada que hacer. 3-3 que deja al Barcelona sin liderato y prácticamente sin opciones de título, a espera de lo que hagan los equipos capitalinos.

Autor: Emiliano Méndez

Periodista deportivo

Corresponsal en Barcelona - España

@emiliano_mc

Actualidad en noticias

Barcelona visita al Levante sin margen de error

Este martes el Barcelona enfrentará al Levante en el Ciudad de Valencia (22:00 CET), en duelo correspondiente a la jornada 36. Los culés deben ganar para seguir en la carrera por el título.

Tras el doble empate entre los cuatro candidatos al título, el Barcelona será el primero en ver actividad nuevamente. Está martes visitará a un Levante que necesita puntuar para confirmar su permanencia. Los culés se mantienen en la tercera posición y necesitan ganar para seguir presionando al Atlético y al Real Madrid. Además de que una derrota podría descartarlos prácticamente en la pelea por LaLiga a falta de dos jornadas.

Una buena noticia para el Barça es que Koeman podrá volver al banquillo luego de cumplir con una suspensión de dos partidos. A pesar de que este puede parecer el partido menos complicado de lo que le queda en el calendario, el técnico holandés sabe de la importancia del encuentro y no se espera que haga muchas rotaciones. En la convocatoria que dio este lunes se aparece Sergio Busquets. El mediocentro azulgrana sufrió una rotura maxilar en el enfrentamiento del sábado contra el Atlético, pero ya entrenó con sus compañeros. Las únicas bajas siguen siendo las de Ansu Fati y Coutinho.

Por el otro lado, Paco López esperará hasta el final para saber si logra recuperar a alguno de los lesionados Radoja, Vukcevic y Campaña. A esta lista de bajas se suma la de Sergio Postigo que se lastimó el tobillo en el encuentro ante el Alavés.

Posibles alineaciones:

Levante: Dani Cárdenas; Clerc, Óscar Duarte, Rubén Vezo, Coke/Son; Morales, Bardhi, Malsa, De Frutos; Roger, Dani Gómez.

Barcelona: Ter Stegen; Lenglet, Piqué, Araujo; Jordi Alba, Pedri, Busquets/Ilaix, De Jong, Dest; Messi, Griezmann.

Autor: Emiliano Méndez

Periodista deportivo

Corresponsal en Barcelona - España

@emiliano_mc

Actualidad en noticias

Barcelona y Atlético empatan a favor del Real Madrid

Barcelona y Atlético de Madrid empatan 0-0 en el Camp Nou. Los de Simeone siguen líderes, pero ya no dependen de sí mismos. El resultado beneficia al Real Madrid. 

 Un partido importante más que el Barcelona no ha podido ganar esta temporada. A pesar de las mejoras del equipo, los culés han sido más que irregulares a la hora de enfrentar a grandes rivales. Así como le pasó en la Champions -contra Juventus y PSG-, en LaLiga ha visto como se le escapan puntos en casa al perder con el Madrid y, ahora, empatar con el Atlético, sus dos grandes contrincantes por el título. Además de la derrota contra el Granada, también en el Camp Nou, que les arrebató la posibilidad de asaltar el liderato hace un par de jornadas.

 Al Barça no le queda más que esperar que ambos equipos madrileños se dejen puntos en alguno de los encuentros que les quedan, además de ganar los propios. Pero el Atleti no se va mucho más contento. Si bien el empate de hoy le sirve para mantenerse a la cabeza de la clasificación, le da la posibilidad al Real Madrid de alcanzar el liderato con una victoria mañana ante el Sevilla. En este momento los merengues son el único equipo que depende de si mismo para ser campeón.

 Ambos técnicos optaron no variar en sus alineaciones. Koeman mandó su 3-5-2 con Mingueza como titular. Simeone también sacó una formación con tres centrales y un medio campo muy ofensivo con Llorente y Carrasco por delante de Koke, y Trippier y Lemar como carrileros. El planteamiento del ‘Cholo’ estaba claro, su presión alta funcionó desde el principio y, a pesar de que el Barcelona dominara la posesión, reducian bien los espacios. Incluso a pesar de la lesión de Lemar al minuto 12. En su lugar entró Saúl y Carrasco pasó a jugar pegado a la banda.

 Con los colchoneros muy cómodos en el campo, y logrando imponer su plan, generaron la primera de peligro. Hermoso se lanzó al ataque y mando un gran centro que encontró remate en los pies de Correa, pero Lenglet alcanzó a desviar a córner. El Barça seguía teniendo la pelota, aunque sin crear peligro. Su primer disparo a puerta llegó al 28’, en un intento muy flojo de Griezmann, que no exigió demasiado a Oblak. A la media hora de partido Koeman también tuvo que hacer un cambió forzado, ya que Busquets no pudo seguir luego de un golpe en la cabeza con Savic. A diferencia de lo que le pasó al Atleti, este cambio se reflejó inmediatamente en su juego. Sin Sergio, el Barça perdió mucho en salida -permitiéndole al Atlético presionar más arriba- y en circulación de balón.

 Los de Simeone reconocieron su momento y comenzaron a animarse en ataque. Primero una diagonal de Carrasco, tras un gran pase filtrado de Hermoso, que remató Llorente y atajó Ter Stegen. En la siguiente sería Suárez quien lo intentaría al recibir un balón dentro del área, pero volvió a imponerse el guardameta. Y en una tercera ocasión, el alemán tapó un disparo de Carrasco y llegó al rechace antes que Suárez, que ya sentía que la empujaba de cabeza. Por parte de los azulgranas, Messi era el único -junto con Ter Stegen- que parecía estar en el partido. Sin embargo, cada que el argentino recibía el esférico los jugadores rojiblancos no dudaban en detenerlo con una falta. Hasta que al 41’ el capitán culé arrancó eludiendo hasta a cinco rivales y sacó un tiro peligroso que Oblak rozó para desviar. Gran duelo entre dos de los mejores porteros del mundo. Carrasco, que estaba siendo el mejor del partido, y Felipe tuvieron otra oportunidad cada uno para poner a Atlético por delante antes de irse al descanso, pero desaprovecharon.

Nada más empezar el segundo tiempo el Barça tuvo la primera en un remate de Lenglet que se fue por arriba. En la jugada siguiente el Atleti tuvo la suya en los pies de Suárez con un remate desde fuera del área. El cansancio empezó a notarse y el ritmo bajó durante unos minutos. Esto benefició a los de Koeman, que tuvieron para adelantarse en el marcador. Ilaix tuvo una clara que tapó Hermoso y luego Piqué en un remate que detuvo Oblak y una más a tiro libre de Messi que también atajo el esloveno. Simeone se dio cuenta que necesitaba reaccionar y mandó al campo a Joao Felix. El partido se rompió cuando faltaban 20 minutos para el final. El Atlético seguía siendo peligroso con Carrasco y Suárez arriba. Pero el Barça tuvo las más peligrosas en un remate de cabeza Dembélé que se fue por arriba y un cobro de falta de Messi que rozó el palo. Al final, nada para nadie, un empate en favor del Real Madrid.

Autor: Emiliano Méndez

Periodista deportivo

Corresponsal en Barcelona - España

@emiliano_mc

Actualidad en noticias

No result...