Spanish English French German Italian Portuguese Russian


kostenlose homepageuhren relojes blogs
Actualidad en Noticias
.

Un día como hoy - 05 de Junio

                          

Corría el año 1871... y fallecía Francisco Solano González. Labrador y artesano, quien en los "días de tregua", rompía la tierra o fabricaba bancos, mesas, o aserraba maderas construyendo tirantes, soleros y tirantillos, materiales empleados en la construcción de las antiguas casas. Su quinta de Laguna Brava fue una de las mejores, donde vivió con su esposa Higinia Gómez.

Nació el 10 de mayo de 1819 en Laguna Brava, inmediaciones de la ciudad de Corrientes y Joaquín Madariaga lo tuvo a su lado en la campaña a Entre Ríos en 1843-1844 y el general Paz aprovechó sus servicios en las operaciones de 1846 que remataron en la loma de Ibahay, cuando controló la invasión de Urquiza al territorio correntino.

Patriota y leal, rechazó con orgullo caballeresco las incitaciones que le hiciera Nicanor Cáceres horas antes de la jornada de Vences, para que abandonase las filas libertadoras.

En Caseros, 1852, con un escuadrón compuesto por 130 hombres, fue de los que señalaron brechas en el caserón y palomar, últimos refugios de los rosistas.

Tuvo activa participación en los hechos del 11 de septiembre de 1852, cuando el general Juan Madariaga comandó el levantamiento de Buenos Aires contra Urquiza.

En 1854, cuando Nicanor Cáceres se levantó contra el gobierno de Juan Pujol, acudió a las órdenes del Comandante Fermín Alsina y sofocaron la rebelión.

Francisco Solano González cooperó con la revolución liberal que destituyó del poder de Corrientes a José María Rolón en 1861 y el 26 de julio del año siguiente, el gobernador José Pampín, le encomendó la organización de las milicias provinciales. Al frente de ella fue a sofocar el levantamiento que en Curuzú Cuatiá produjo el caudillo local Basilio Acuña, cuya acción culminó en el Combate del 6 de agosto de 1862, con la muerte del coronel sublevado.

El 30 de diciembre de 1862 fue designado Jefe de la Plaza en reemplazo de Fermín Alsina y producida la invasión del Paraguay, el 13 de abril de 1865, el coronel Solano González no dejó de aportar su valioso concurso y energía en varias de las operaciones militares.

 Falleció el 5 de junio de 1871 en su quinta de Laguna Brava a los 52 años. Sus restos fueron inhumados en el atrio de la Iglesia de Santa Ana.

Por: Juan Carlos Raffo

 

Actualidad en noticias

No result...