Spanish English French German Italian Portuguese Russian
kostenlose homepageuhren relojes blogs
Actualidad en Noticias
Actualidad en Noticias

Un dìa como hoy - 21 de Febrero

                    

Corría el año 1846… tras un mes y medio, sin entrar en lucha, el general Urquiza se retiró arreando ganado y cuanto hallaba a su paso, siendo perseguida de cerca su retaguardia.  El Coronel Manuel Antonio Ocampos, al frente de tres escuadrones de caballería, llegaba a Curuzú Cuatiá persiguiendo a la retaguardia del ejército de Urquiza que abandonaba la provincia. 

  En esta persecución a Urquiza que ordenó Paz, destacó al coronel Ocampos con tres escuadrones de caballería, dos de San Miguel y uno de Curuzú Cuatiá para que "picara" con toda energía la retaguardia rosista. Al coronel Ocampos acompañaban dos acreditados jefes, Plácido López (a) Aguará y Manuel Hornos, quienes conocían sobradamente la zona por sostener frecuentes guerras de guerrillas. Logran causarle algunas bajas de hombres y quitarle 2.000 de las muchas cabezas de ganado que en su repliegue se llevaron los urquicistas.  

Corría el año 1846... y perseguían a Urquiza en Corrientes. El coronel Manuel Antonio Ocampos llegaba a Curuzú Cuatiá al frente de tres escuadrones de caballería, persiguiendo a la retaguardia del ejército de Urquiza que abandonaba la provincia, luego de su incursión iniciada el 6 de enero de este año 1846 con 6.000 hombres.

   El 4 de febrero se produjo el único enfrentamiento en el desfiladero de Laguna Limpia, donde Juan Madariaga, hermano del gobernador, al rodar de su caballo fue capturado y llevado a Entre Ríos.

 El general José María Paz se encontraba al frente de nuestro ejército y luego de la acción producida en Laguna Limpia cambió sus planes prosiguiendo hasta las lomas de Ybahay, donde esperó el ataque del adversario.

  Urquiza, después de algunas tentativas para formalizar combate, se retiró precipitadamente y el general Paz, al enterarse del retroceso, destacó al coronel Ocampos con tres escuadrones de caballería, dos de San Miguel y uno de Curuzú Cuatiá para que “picara” con toda energía la retaguardia rosista. Ocampos, a quien acompañaban dos acreditados jefes, Plácido López (a) Aguará y Manuel Hornos, sostuvo frecuentes guerrillas, pero en la del día 23 logro causarle algunas bajas de hombres y quitarle 2.000 de las muchas cabezas de ganado que en su repliegue se llevaron los urquicistas.  

Autor: Juan Carlos "Pola" Raffo

Actualidad en noticias

No result...