Spanish English French German Italian Portuguese Russian


kostenlose homepageuhren relojes blogs
Actualidad en Noticias
.

Departamento de San Cosme - Corrientes

DISTRITO DE SAN COSME

San Cosme: municipio, cabeza del departamento y distrito del mismo nombre. Fue un avecinamiento rural que data de la primera década del siglo XIX, cuya población blanca le dio preeminencia en la zona. Fue desde la segunda década (1810 – 20) asiento de la comandancia del Partido. La parroquia de San Cosme de las Ensenadas data de 19 de febrero de 1828, e importó la consagración del núcleo urbano. Su gobierno cal data de la primera ley orgánica de municipalidades (Gobernación del Dr. Juan Pujol).

Su templo encierra imágenes relativamente antiguas que son una verdadera expresión de arte, especialmente la del Patrono local. San Cosme y otra del Corazón de Jesús. Las primeras inscripciones en los libros del archivo parroquial, están fechadas en 1806.

DISTRITO DE SANTA ANA

Santa Ana: municipio, centro del distrito departamental del mismo nombre.

Durante el período colonial fue vecindario indígena, de la tribu guácaras, agricultora y de hábitos pacíficos, evangelizada por la orden franciscana. Tenía sus bienes en comunidad y lograron tal cultura que en las dos primeras décadas del siglo XIX se confundieron con los pobladores blancos que radicaron en su emplazamiento. Figura en la crónica de la colonia como pueblo de “guácaras”, descripto en su fisonomía urbana y social por el cronista José María Cabrer, en su diario de viaje (1803). Cabrer fue uno de los técnicos que España envió para determinar la frontera con Portugal; paralizadas las tareas retornó a Buenos Aires vía Candelaria, y de ahí, por tierra, a la ciudad de Corrientes donde se embarcó. Su diario (Verlo en El Límite Oriental de Misiones, por Melitón González) contiene informaciones de interés.

Habiendo desparecido la población indígena por absorción, el P.E. de la provincia dispuso (14/VI/1850) su amojonamiento y replanteo ampliándolo. Su denominación de Santa Ana data de 1840, y fue iniciativa del juez pedáneo Pedro Vicente Amarilla a mérito de ser ésta la Patrona del vecindario.

La primera imagen de la Virgen y Mártir Santa Ana, cuando fue entronizada como Patrona del vecindario, fue donada al pequeño templo por don Manuel de Vedoya en 1802. Consta de una inscripción manuscrita hecha en la propia talla, que fuera lograda por la Señora Juana Avalos Billinghurst de Gómez, cuyos hijos acaban de pasarla en custodia al Museo Histórico y Colonial de la Provincia (1942).

La pequeña iglesia es en realidad, a pesar de su sencillez, un monumento histórico. En 5 de agosto de 1771 el Cabildo de Corrientes facultó al Cura y Vicario interino doctor Antonio Martínez de Ibarra para la construcción de una capilla, que reuniese nuevamente a los guácaras, quienes abandonando la zona se acercaban a la costa del río Paraná. En el orden del tiempo debió ser la segunda iglesia de Santa Ana, pero es la que describe Cabrer en sus crónicas.

DISTRITO DE PASO DE LA PATRIA

Paso de la Patria: durante la época colonial el lugar era denominado Paso del Rey, y constituía la última etapa, en el territorio de la ciudad de Corrientes, de la carrera de postas (correos, chasques y viajeros) que unía a Buenos Aires con el Paraguay. La misma función de enlace ejerció durante el período independiente y hasta la desaparición del servicio de postas, pero ya fue conocido con el nombre de Paso de la Patria, por oposición de conceptos.

El avecinamiento era espontáneo, dependiendo el número e importancia del poblado del volumen del tráfico. Recién por ley de 19 de noviembre de 1872 la provincia erigió el pueblo con el mismo nombre de Paso de la Patria, reglamentando su extensión y división, medida lógica por la importancia que dio al lugar el comercio y la proveeduría de los ejércitos de la Triple Alianza. En su recinto estaban los grandes almacenes que proveían a las fuerzas en campaña, hasta la toma de Humaitá.

La zona ocupada por la planta urbana de Paso de la Patria es íntegramente un lugar histórico donde se desarrollaron las primeras y las últimas escenas de la guerra entre el Paraguay y la Triple Alianza, en el territorio argentino.

Por el puerto denominado “Corrales”, así llamado por los bretes, etc., usados para facilitar el tráfico de haciendas, penetraron, al iniciarse la invasión paraguaya (1865), las fuerzas de su ejército, y retornaron luego, a aquella república, para acantonarse en Paso de la Patria Paraguayo, cuando el ejército argentino uruguayo de vanguardia avanzó hacia el río Paraná.

Antes de la llegada de estas fuerzas, actuando desde el fuerte de Itapirú, fuerzas paraguayas dieron sucesivos golpes de mano en toda la costa, cuya guardia estaba encomendada a los regimientos de caballería correntinos a las órdenes del General Cáceres (Diciembre de 1865).

El 20 de enero de 1866 una fuerte división paraguaya desembarcó en puerto de Corrales, obligando al repliegue de las avanzadas, las que cruzando el gran médano de arena en el que prácticamente termina la planta urbana actual de Paso de la Patria, se corrieron al sur, vadearon el arroyo Pehuajó (que será en los ejidos del municipio) y buscaron contacto con la 2ª División de Caballería que a las órdenes del General Hornos estaban acampadas al sur del arroyo San Juan.

El combate se libró el 31 de enero de 1866 entre los arroyos San Juan y Pehuajó donde fue contenido el avance, y obligadas las fuerzas paraguayas a retroceder, a las que se bate definitivamente entre el Pehuajó y el bosque que cierra el descampado de Paso de la Patria. La tercera etapa de la batalla se libra ya en Paso de la Patria, en que los paraguayos con nuevos refuerzos y cañones situados en las islas logran un período de indecisión de la victoria. Al fin se impusieron las infanterías argentinas y los regimientos de caballería de Corrientes. En la mañana del día siguiente los invasores paraguayos se reembarcaron para Itapirú. Este combate es conocido con el nombre de Corrales o Pehuajó.

Otro incursión seria de las fuerzas paraguayas se produjo el 10 de febrero (1866), por una división de 2000 infantes que fue contenida sobre el cauce del Pehuajó por la División de Caballería de Curuzú Cuatiá (Comandante Godoy) y la División del General Cáceres. Una tercera incursión (17 de febrero) no logró mejor éxito.

Cuando se consideró por el General Bartolomé Mitre, Jefe de los Ejércitos de la Triple Alianza, concluidas las tareas de preparación de sus unidades para invadir el territorio paraguayo, el cruce del río Paraná, se efectuó por Paso de la Patria.

Las fuerzas se embarcaron (16/IV/1866) en el lugar denominado Punta Mitre, primero para apoderarse de las islas Santa Ana y Cabritas, hoy desaparecidas, luego para seguir hasta la boca del río Paraguay y penetrar en su cauce para desembarcar en la margen oriental de ese río, en zonas altas del territorio paraguayo.

Punta Mitre se encuentra, sobre el cauce del Paraná, entre las calles Mayo, Mitre y Jujuy. Es rocosa. En 1916 se levantó en ella una cruz de madera y una placa que se destruyeron con el tiempo y por su mala calidad.

El P.E. de Corrientes por decreto de 3 de abril de 1929, declaró parque histórico una fracción de 4 a 10 hectáreas de los ejidos del municipio de Paso de la Patria, por haber sido “campamento del ejército argentino en la guerra de la Triple Alianza y lugar de combate librados contra las fuerzas invasoras del Paraguay en 1866”.

Autor: Dr. Hernán F. Gómez

Actualidad en noticias