Spanish English French German Italian Portuguese Russian


kostenlose homepageuhren relojes blogs
Actualidad en Noticias
.

Departamento de Monte Caseros - Corrientes

MONTE CASEROS: municipio, centro del departamento de Monte Caseros, organizado por ley de 2 de marzo de 1858. El pueblo tiene una existencia legal a contar del 5 de octubre de 1829, en que la ley nº 239 dispuso fuese fundado, urgiéndose los trámites que correspondiese. Esta ley de erección le dio el nombre de Paso de Higos, y la de 1858 le asignó, como el departamento, el de Monte Caseros.

Mucho antes de 1829 existió en el lugar un avecinamiento espontáneo, cuya importancia dependía del tráfico entre el territorio de Corrientes y el de la Banda Oriental del Uruguay, y que aumenta en 1828 cuando el General Fructuoso Rivera funda, con la población indígena de Misiones Orientales, la ciudad fronteriza de Bella Unión.

Paso de Higos fue hasta la ley de 1829 una denominación geográfica de la zona, y como tal paso o lugar de cruce del río Uruguay, uno de los preferidos en la vida de relación de la región por sus aguas hondas. Estudios arqueológicos (véase Paradero indígena) han permitido deducir fue sede de población desde el período pre-colombiano: durante la conquista y colonización (siglos XVII y XVIII) debió ser el lugar de tránsito de las parcialidades indígenas.

En el municipio de Monte Caseros existen los siguientes monumentos:

a)      Estatua de Cristóbal Colón: ha sido erigida esta estatua en el centro de la plaza 9 de Julio, por la colectividad italiana y el pueblo, siendo propiedad municipal. El fisco provincial contribuyó con una pequeña suma conforme a la ley de 29 de julio de 1892.

La estatua del Descubridor de América lo representa de pie: es de bronce y su pedestal, de gran amplitud, de mampostería. Fue inaugurada el 12 de octubre de 1892.

Su erección, a iniciativa de la colectividad italiana, contó con el apoyo unánime, dada la importancia que esta colonia tenía en el municipio, financiándose con aportes de aquella colectividad, de la comunica y del pueblo en general.

En su pedestal se encuentran fijadas las siguientes placas votivas:

“1. La Comisión Argentina / Consagra este Homenaje / a / Cristóbal Colón / Al cuarto centenario / Del día en que su heroísmo / Al servicio de su genio / Ensanchó los espacios de la tierra conocida / Para dilatar el progreso humano/”.

“2. A / Cristóbal Colón / Salve héroe de los héroes / Haciendo que este bello país ídolo / De la naturaleza entrara a hacer / Coro en el concierto de las naciones cultas / Te sacrificaste por la humanidad / Y ésta te bendecirá eternamente / Los Orientales de Monte Caseros”.

“3. A / Cristóforo Colombo / E parli su questa pietra / La nostra dolce itálica favela / Per ricordale ai posteri / Che pur sempre vivo tenemmo in cuore / Un culto imperituro / Per Colui / Che con mente – fede – Constanza / Eludendo inganni – superando persezioni / Supe – con eroismo di volere / Con potenza de genio italiano / Realizzare il sublime ideale / Di dare all umanitá un nuovo mondo / Vivo raccolse il martirio – morto la gloria / Destino imperscrutábile delle anime / Grande!!! / Reverendi – Ammiriamo / Gli italiani residente in Monte Caseros, 12 ottobre 1892 /”.

“4. A / Cristóbal Colón / Eres timbre inmortal / De Italia tu cuna y de España única / Que reconoció tu fe / y sabiduría excepcionales y te ayudó a realizar / La Obra más grande que registra / La historia de los hombres / Diste / Al mundo ejemplos sobrenaturales / De abnegación, constancia y heroísmo / Y / Por ello eres digno del aplauso universal /”.

“5. Los españoles de Monte Caseros agradecidos / Por la grandeza, poder y gloria / Que diste a nuestra patria / Te dedicamos este humilde recuerdo / Honor eterno al más grande de los hombres /”.

“6. Per / Cristóforo Colombo / La Colonia Italiana / Di / Buenos Aires / a / Monte Caseros / 1892 /”.

“7. A / Cristóbal Colón / 12 de octubre de 1892 /”.

En el departamento de Monte Caseros se encuentran los siguientes lugares históricos y de interés:

  1. Paradero de la Época Pre-colombiana: casi lindando con la planta urbana, en la zona de chacras, en el rincón que forma el río Uruguay con el arroyo Santa Lucía, está la que pertenecía a la Suc. Arrietti. Con motivo de excavaciones para usar de la tierra de aluvión en una fábrica de ladrillos, fue individualizado un paradero de la época pre-colombiana, prehistórica para la región, con piezas arqueológicas notables. Cabe destacar magníficos arpones de piedra, para ser aplicados a mangos de madera, tallados en material de areniscas duras, y puntas de flechas trabajadas en ónix y cantos rodados. Varias decenas de ejemplares fueron estudiados por el Profesor Antonio Serrano, Director del Museo de Paraná, publicándose las conclusiones en revista científicas. El material le fue enviado por el Dr. Hernán F. Gómez, quien lo obtuvo de los señores Mouzo Cabral. El paradero no ha sido explotado racionalmente.
  2. Tacuabé: dentro de los amplios ejidos del municipio está el lugar denominado Tacuabé, donde aún existe un antiguo cementerio (chacra 76), y como a cien metros del mismo vestigios de un viejo corral de palo a pique.

En ese lugar se levantó en la época de los jesuitas una de las capillas que éstos habían distribuido en la zona que ocupaban, según actuación hecha en 1798, después de su expulsión. Tales capillas congregaban al vecindario rural empleado en las estancias, siendo visitadas periódicamente por los padres de las reducciones a los efectos del culto, matrimonios y nacimientos. En sus proximidades estaba el cementerio.

En Tacuabé se encontraba la capilla de la Merced. De acuerdo a un inventario de 22 de noviembre de 1798, levantado por el Juez Comisionado José Ruiz, que actuaba en virtud de órdenes del Teniente Gobernador de Yapeyú, Bermúdez, la capilla estaba construida de adobes crudos, con techo de paja. En el altar mayor existía la imagen de N. S de la Merced pintada en lienzo con su nicho de madera, como de una vara en cuadro, circundada de una cinta de plata. Después de aludir a otros bienes muebles, el inventario pasa al huerto con sus frutales, “con tres palmeras”. De ellas se conservan actualmente dos. Alude también a una “gran cruz de ñandubay” que presidía el cementerio, utilizado hasta 1850, cuya cruz aún existe.

Esta capilla dada nombre al campo y a la estancia, conocida como Rincón de la Merced.

La denominación de Tacuabé, que le substituyó en la voz popular, se debe a que fue residencia del cacique de ese nombre a contar de la invasión portuguesa del Brigadier Chagas y destrucción e incendio de las reducciones o poblados jesuíticos (1817). Como toda la organización misionera vino a tierra, fundándose por los caciques guaraníes el pueblo de San Roquito (véase Paso de los Libres), algunos se corrieron al sur del Miriñay. Tacuabé debió apropiar del Rincón de la Merced, usurpación explicable porque en 1824, ya aparece como Comandante de Mandisoví con el título de Coronel, en cuya zona de influencia quedaba el lugar a que referimos. Este famoso guaraní (Gregorio Tacuabé) fue uno de los jefes de avanzada del General Urquiza, cuando sus invasiones a la provincia de Corrientes, en el período de la tiranía de Rosas. En una de sus incursiones encontró la muerte.

Un nieto de este cacique, Pascual Tacuabé, fue degollado en Concordia junto con Waldino Urquiza, hijo del General, el 11 de abril, cuando su ilustre padre era asesinado en su Palacio de San José.

  1. Curupí: arroyo afluente del río Miriñay, que cruza el F.C. Nordeste Argentino.

En el jardín de la estación del F. C. Nordeste Argentino en Monte Caseros, se encuentra una escalera rústica, aparentemente de madera, de troncos gruesos. Se trata de árboles petrificados, tanto el corazón como la corteza. Fueron encontrados a una profundidad de cinco metros más o menos, al cavar los cimientos del puente que cruza el arroyo Curupí, en la línea de Monte Caseros a Paso de los Libres, cuando ésta se construía hace cincuenta años. Los ingenieros trasladaron al pueblo esa madera petrificada, que un exadministrador de la Empresa (entonces con sede en Monte Caseros), usó para ornamentar el jardín de la casa en que residía, hoy estación pública de pasajeros.

  1. Cambay: desde la época colonial hasta 1827 más o menos, existió en el lugar una población denominada Cambay, que servía de enlace a las reducciones jesuíticas con sus grandes estancias, que llegaban hasta el Mandisoví (zona actual de Federación, Entre Ríos).

Existen algunos vestigios del viejo pueblo, como piedras usadas en las construcciones. El campo, que conserva el nombre de Cambay, perteneció al Dr. Juan N. Pujol Vedoya, hoy Videla, y es sede de un gran establecimiento ganadero.

El poblado de Cambay desapareció como tal a fines de 1827, como consecuencia de la anarquía en que cayeron los pueblos de Misiones, de la lucha de sus facciones y de los saqueos recíprocos. Como este existir violento dañaba a las zonas vecinas de la provincia de Corrientes, su Gobernador hizo público (noviembre de 1827) las razones que lo obligaban a usar de la fuerza para pacificar la región.

Desde Curuzú Cuatiá las milicias correntinas avanzaron, librándose el combate en las inmediaciones de Cambay, el 12 de noviembre de 1827, comandando a los correntinos el Coronel José López y el Teniente Coronel Manuel Antonio Ledesma. Los guaraníes en dispersión, marcharon hacia el rincón de San Pedro, siendo alcanzados el día 20 y nuevamente vencidos en Tuyuné, por el Comandante Rafael de Atienza.

Toda la población misionera se congregó en Mandisoví al amparo del Gobierno de Entre Ríos, viéndose Corrientes obligada a organizar un acantonamiento permanente que asegurara su frontera sur, formada por el río Mocoretá y su afluente el Tunas. De esa protección de Entre Ríos a la población de Mandisoví (hoy Federación) y de esa línea militar de frontera, data el título de esa provincia hermana a la jurisdicción territorial que ejerce en la zona.

Autor: Dr. Hernán F. Gómez

Actualidad en noticias 

No result...