Spanish English French German Italian Portuguese Russian


kostenlose homepageuhren relojes blogs
Actualidad en Noticias
.

Departamento de Empedrado - Corrientes

  1. Empedrado: municipio, cabeza del departamento del mismo nombre.

Hacia 1806, las tierras fértiles del actual municipio de Empedrado y su zona de influencia, acrecieron en población, reclamando sus vecinos permiso para levantar una capilla.  Autorizados por la autoridad eclesiástica, se erigió el pequeño templo en 1807 con el patronato del “Señor Hallado”, reliquia histórica que aquel vecindario rural reverenciaba.  Se trata de una talla, en madera, de evidente factura indígena, de un Jesús Crucificado, que se conserva en el templo parroquial, denominado popularmente “El Señor Hallado”.

Un peregrino al Santuario de Itatí, que marchaba a pie en cumplimiento de una promesa, habría encontrado, atada a las ramas de un árbol, en que se cobijó una tarde, esa reliquia.  Bendecida por el cura de Itatí, fue llevada a la zona donde residía el peregrino, motivando un culto y su fama de “milagroso”.

Se debió esta circunstancia al siguiente hecho: en el siglo XVIII la zona comprendida entre el río Riachuelo y el actual Empedrado, que entonces se denominaba Santiago Sánchez, estaba poblada por hombres blancos e indios reducidos, contando con dos vecindarios: Ahomá y Santiago Sánchez, dirigidos por frailes de la Orden Franciscana.

A fines del siglo, una poderosa invasión de indios abipones del Gran Chaco, con la colaboración de las tribus yaros y charrúas de la zona del Iberá, se lanzó sobre las regiones pobladas, gran número de cuyos establecimientos fueron destruidos.

Evidentemente la reliquia histórica de “El Señor Hallado” corresponde a esta época, la que habría sido ocultada en el árbol donde se la encontró por pobladores que huyendo del malón, se refugiaron en la ciudad de Corrientes.

El restablecimiento del orden, a principios del siglo XIX, atrajo a los nuevos vecinos que alejándose de las ruinas del “viejo pueblo” se radicaron al sur del río Empedrado, donde hoy se levanta el municipio.

El sentido milagroso de la reliquia habría estado en que desde su entronizamiento en la nueva capilla, cesaron los malones del Chaco.  La gran invasión abipona de 1822, por ejemplo, evitó la región, penetrando a la provincia por el litoral del actual departamento de Lavalle y por Bella Vista.

La vida en el vecindario de Empedrado así definido, fue la de todos los de sello rural.  Antes que pueblos eran “partidos”, sin estructuración urbana pero con personalidad política y administrativa.  En tal carácter, Empedrado designó diputado al primer congreso provincial de 1814, y al constituyente que en 1821 sancionó la primera carta política de la provincia.

Por ley de 28 de julio de 1825, se autorizó al P.E. para la fundación del pueblo de Empedrado y por la de 14 de septiembre de 1826 se dispuso abonase los terrenos ocupados, al efecto, a su antiguo propietario.

En el municipio de Empedrado no existen monumentos.

En el departamento se encuentran los siguientes lugares históricos:

  1. Pueblo Viejo (Empedrado): en las márgenes de la boca del arroyo Empedrado, en el río Paraná, existen restos informes (de tierra) del antiguo pueblo de la zona, destruido en el siglo XVIII por una invasión de los indios del Chaco (abipones).  Los terrenos pertenecían al vecino Bartolomé Torres.  Ese viejo pueblo se denominó Santiago Sánchez y sus orígenes se remontan al siglo XVII.
  2. Ocantos Cué: lugar sobre el camino general de Corrientes a Empedrado, a un kilómetro de este último municipio.  Se encuentra un árbol a cuya sombra descansó el Gobernador Pedro Ferré, en septiembre de 1826, durante su viaje para fundar esa villa.

En el centenario de la fundación (1826-1926) la Comisión de Homenaje colocó una placa votiva.

  1. Pollo: está en la segunda sección del departamento de Empedrado sobre las márgenes del arroyo del mismo nombre y en el campo de los señores Hernández y Pérez.

El lugar fue acantonamiento de parte de las fuerzas de invasión del Paraguay, conocido con el nombre de “Campamento de los paraguayos”.  Sirvió de centro de las recorridas para reunir ganado, que llevaron a esa república al abandonar la provincia invadida (año 1865).

Está en el lugar una gran olla de hierro en que se hacía el rancho de la tropa, y que abandonaron al retirarse.

  1. Arroyo Sombrero: en sus márgenes (campo de los señores Gotusso), aun cuando rodeado por el bosque actual, se encuentran restos de viejos oratorios (capillas).  Corresponden a la primera ocupación de la zona, por los españoles, antes de la feroz invasión de los indios abipones (del Chaco) que destruyó los poblados de Santiago Sánchez y Ahomá.
  2. Laguna Sati: sobre la margen del arroyo Empedrado, al este del puente, en Paso “Corazón” del mismo arroyo, y a más o menos cinco kilómetros de éste.

Esta laguna fue cavada, según la tradición, por los jesuitas.  En su centro existe un mojón de piedra casi a flor de agua, donde pueden estar paradas dos personas.  El fondo de esta laguna estaría empedrada.

  1. Tabaco: al sur del departamento de Empedrado, entre el municipio y el río San Lorenzo, está la laguna de este nombre.  La zona fue campo de batalla entre los ejércitos del orden y la revolución, en 4 de marzo de 1872, conocida con el nombre de Tabaco.  Triunfó el partido que había depuesto al Gobernador Dr. Agustín P. Justo, en diciembre de 1871, que respondía al General Mitre.  La batalla tuvo una enorme importancia política por cuanto restó al partido nacionalista (Mitre) los electores de la provincia de Corrientes en la lucha presidencial de 1874, en que fue vencida la fórmula Mitre – Laspiur.  Triunfaron los partidos Nacional y Autonomista, con el Dr. Nicolás Avellaneda.

Una descripción real de esta batalla puede leerse en el libro “Ñaembé” del Dr. Hernán F. Gómez.

  1. Punta de Mercedes (1ª Sección de Empedrado): combate naval entre barcos del Brasil y Paraguay.  Existe aún una fuerte cadena que penetra en el río, que se dice sujeta al casco de un barco hundido.
  2. Rincón de Zeballos: en el departamento de Empedrado, al sur del arroyo González, sobre el cauce del río Paraná.  En dicho lugar acampó a contar del 10 de diciembre de 1865, el Ejército Argentino que comandaba el General Mitre, el cual, desde la congregación de las fuerzas aliadas en Mercedes, marchó sobre la costa del Paraná.  El soldado-pintor Cándido López ha dejado un lienzo del campamento argentino en Empedrado.

Desde Rincón de Zeballos el Ejército del General Mitre marchó a Tula Corá, atravesando el Riachuelo, y desde ese punto a Ensenaditas (28/XII) para la invasión al Paraguay.

Autor: Dr. Hernán F. Gómez

Actualidad en noticias