Spanish English French German Italian Portuguese Russian


kostenlose homepageuhren relojes blogs
Actualidad en Noticias
.

Departamento de Bella Vista - Corrientes


  1. Municipio. Cabeza del departamento del mismo nombre.

Antes de 1825, en que fue fundado el pueblo por el Gobernador D. Pedro Ferré, el lugar era conocido con la denominación de “La Crucecita”.  Fue un lugar de amarre de los barcos que navegaban el Paraná, para las horas de la noche, en que se suspendía el tráfico por las dificultades que ofrece el río con la continua modificación de sus canales.  La utilización permanente de estos lugares de amarre ofrecía la ventaja de que sus vecinos proveían de carne fresca a las tripulaciones.  En el caso de “La Crucecita” mediaba la vecindad de Garzas, antigua reducción abipona en el siglo XVIII, y durante las dos primeras décadas del XIX acantonamiento de fuerzas encargadas de contener los movimientos de las tribus indígenas del Gran Chaco.

En 1825 (mayo y junio) se estableció el pueblo de Bella Vista y se habilitó su puerto para las operaciones de carga y descarga.  Su fundación fue aprobada por ley de 30 de junio de 1825.  Tal fue la importancia lograda, que cinco años después (ley de 22 de mayo de 1830) se autorizó la residencia, en su puerto, de extranjeros.  Fue elevada al rango de Villa en 1862 (ley de 22 de julio).

La planta urbana y sus ejidos fueron teatro de escenas memorables del pasado provincial.  Desde la fundación de Bella Vista se cortaron los malones periódicos que los nómades del Gran Chaco traían a la provincia, y como punto de apoyo sirvió para la penetración pacífica del mismo territorio, antes que los soldados y guarniciones de la Nación, penetraron el Chaco los obrajeros de Bella Vista.

En la planta urbana, en la esquina de las calles San Juan y San Martín, se encuentra un solar con añosos naranjos.  Fue el sitio de congregación histórica para la defensa del municipio, en el período de las guerras civiles.  También lo fue en 1865 cuando la invasión de las fuerzas paraguayas.  Nada recuerda su posición en la historia.  Actualmente el barrio es de los más pobres de la ciudad.

En el templo parroquial de Bella Vista se custodia una imagen de N. S. del Carmen, que es la patrona del pueblo.  Antiguamente presidía el culto en la capilla de Caá Caray (Misiones) de la que llega a Bella Vista con los ornamentos de su culto y sus siervos o personas que por promesa personalísima se habían puesto al servicio de su ceremonial.

Según la tradicional, cuando el Brigadier portugués Chagas invade Misiones y destruye sus pueblos (1817), los pobladores guaraníes de las reducciones de la costa del Paraná cruzaron la “Tranquera de Loreto” corriéndose al sur.  Dos columnas de esa migración dieron origen a San Miguel y Loreto (ver lo que ahí se expone), mientras grupos de menor importancia radicaban en otros lugares.  Entre éstos, congregados en torno de la Virgen de Caá-Caray, vinieron sus fieles, que se avecinaron en el “partido” de Yatayoy, jurisdicción del pueblo de Itatí, con la superintendencia del “mayordomo” del culto Juan Gregorio Blanco.  Cuando éste falleció, su esposa solicita el levantamiento de un inventario de las alhajas de la imagen y de los semovientes que recibiera para mantener su culto, y su depósito en poder del Comandante Militar de Itatí Juan Antonio Güerí.  Cumplidas estas formalidades (2/VI/1825) que el P.E. provincial aprobó, se solicitó por éste, al Congreso Provincial, permiso (21/VI/1826) para enajenar esas ofrendas, declarar a la imagen de Caá-Caray patrona de Bella Vista y emplear el capital que se obtuviese en la construcción de su iglesia en dicha nueva población.  Autorizado a esos efectos, el Gobernador Ferré informa, en su mensaje legislativo de 1827, fue levantado el templo de Bella Vista que ya albergaba a la “patrona”, la Virgen de Caá-Caray.

En el municipio de Bella Vista existe un solo monumento:

A la Libertad.  Se encuentra erigido en la plaza General Ferré, así denominada en homenaje al fundador de la ciudad.

Consiste en una pirámide, de mampostería, que corona la figura de la Libertad.  El basamento de la pirámide tiene forma cuadrangular.  En ellas están colocadas las placas rememorativas que se enumeran:

En el nordeste, dos placas con las siguientes leyendas:

1º. “La Sociedad Italiana de Socorros Mutuos Umberto 1º al Brigadier General Pedro Ferré.  Conmemorando el primer centenario de la fundación de Bella Vista”.

2º. “1810 – 25 de mayo – 1910 – La Municipalidad de Bella Vista, interpretando la voluntad unánime de sus habitantes conmemora el primer centenario de la independencia argentina aclamando a los próceres de Mayo”

En el lado sudeste, otras dos placas:

3º. “A la ciudad de Bella Vista en su primer centenario.  Por la paz y la grandeza de su porvenir.  Las escuelas nacionales Laiñez del departamento.  1825 – 1925”.

4º. “El magisterio del Dpto de Bella Vista (Ctes) al forjador de la niñez y del pueblo argentino.  Homenaje en su cincuenta aniversario.  Septiembre 11 de 1938”.

En el lado noroeste:

5º. “Honor al pueblo argentino.  Centenario 1810 – 25 de Mayo – 1910. Colonia Española”.

En el lado suroeste:

6º. “Brigadier General Don Pedro Ferré 1825 – 1925.  Homenaje del Círculo de Obreros de Ntra Sra del Carmen de la Unión Popular Argentina, de los colegios y demás asociaciones católicas de Bella Vista.  En el primer centenario de su fundación”.

Los lugares históricos en el departamento de Bella Vista son los siguientes:

  1. Garzas.Con indios abipones del Gran Chaco, que se sometieron al español, se organizó en este lugar una reducción, puesta a cargo de la orden franciscana, con el plan de que sirviese de paragolpe a los malones que periódicamente traían sobre la provincia otras tribus nómades del Chaco.  La reducción nunca logró formas regulares: antes que un poblado con organización fue un avecinamiento, en que se tenía en paz a esos indios mediante el subsidio de víveres y vicios.

Como el lugar era estratégico, porque cubría los caminos a Santa Lucía, Goya, San Roque y Saladas, cuando el vecindario indígena de Garzas desapareció en la poderosa invasión abipona de 1821 y 1822, el P.E. organizó en el lugar (4 de agosto de 1824) una gran guardia a cargo de las milicias de los departamentos vecinos, que se alternaban con periodicidad en el servicio.

La resistencia correntina a las invasiones abiponas del Chaco ofrece, en 1824, un plan coordinado en base al establecimiento de esta gran guardia en Garzas.  De ahí se abrían en abanico, sobre la costa del río Paraná, cinco fortines, en los lugares llamados Crucecita, El Rubio, Ibabiyú, Tunas y El Potrero.

El plan se cambió al año siguiente con la fundación, en la Crucecita, del pueblo de Bella Vista.

En tal concepto Garzas fue acantonamiento de las milicias provinciales en las guerras contra el abipón del Gran Chaco, período de 1821 a 1824, y campamento del ejército de la provincia organizado en 1826, por el Gobernador Pedro Ferré, para intervenir en las guerras que las provincias unidas del Río de la Plata mantuvieron con el Imperio del Brasil.

Para conmemorar estos sucesos el P.E. decretó en 3 de abril de 1929 la construcción en el lugar de un parque histórico.

  1. Punta Cuevas.  Sobre la margen izquierda del río Paraná, en la cuarta sección del departamento, como a veinte kilómetros al Sur de la ciudad.

El ejército paraguayo que invadió la provincia en 1865 estableció una poderosa artillería en Punta Cuevas, buscando embotellar, entre ésta y Riachuelo, a la Escuadra brasileña que había subido el río Paraná.  Esta escuadra, comandada por el Almirante Barroso, resuelve forzar el paso, el día 12 de mayo, revistando entre los buques el argentino “Guardia Nacional” al mando de Murature.  Entre las vidas sacrificadas están las de los guardias marinos argentinos Ferré y Py, y la del padre de este último, el Coronel Py.  Se forzó el paso fondeando la escuadra en Rincón de Soto.

El sitio exacto se encuentra en la propiedad de don Arnaldo A. Merello donde se ha levantado una gran cruz en homenaje a los caídos, hecha de algarrobo que es madera de la región.  Fue erigida por el Círculo de Obreros católicos.

Existen probablemente las trincheras construidas por los paraguayos sobre la misma barranca del río Paraná.

En el Museo Histórico de la Provincia “Tte de Gdor Manuel Cabral de Melo y Alpoin” se encuentra un antiguo grabado, coloreado a acuarela, del combate de Cuevas, librado el 12 de agosto de 1865.

  1. Punta Ibabiyú o Chamorro.  En la margen izquierda del río Paraná, a pocos kilómetros al sur de Punta Cuevas.  Frente a la punta Ibabiyú existe una isla que lleva el mismo nombre.  Fue uno de los cinco fortines de la línea tendida para impedir las invasiones abiponas del Gran Chaco en 1823-24.
  2. Ambrosio.  Sobre las márgenes del arroyo Ambrosio (actual propiedad de Cáceres), en la invasión que el ejército paraguayo llevó a Bell Vista (1865), tuvo lugar un combate, en 27 de junio, en que las milicias de caballería correntina debieron retirarse.  En el mismo lugar, en 25 de julio del mismo año, prodújose un nuevo encuentro en que triunfaron las fuerzas de Corrientes.

La zona fue luego ocupada por el avance general del invasor, fuerte de treinta mil soldados, a las órdenes del General Resquín.

  1. Paso Espíndola.  Lugar de cruce del río Santa Lucía, que divide, en este punto, los departamentos de San Roque y Bella Vista.

El ejército aliado a las órdenes del General Mitre, después de cruzar (17 de noviembre de 1865) el río Batel en Paso Cerrito, tomó el camino a Paso Espíndola, en el Santa Lucía, que vadeó en 20 del mismo mes.

Desde ese lugar, sin acercarse al municipio de Bella Vista, se dirigió buscando el norte hacia la capital de la provincia.

Autor: Dr. Hernán F. Gómez

Actualidad en noticias