Spanish English French German Italian Portuguese Russian
kostenlose homepageuhren relojes blogs
Actualidad en Noticias
Actualidad en Noticias

Primer Gobernador-Estadista

Brigadier General PEDRO JUAN FERRÉ

Primer Gobernador-Estadista

Basta tan sólo leer sus memorias, acudir al Registro Público de la Provincia para ver el accionar ininterrumpido del Brigadier General. He aquí mi humilde homenaje y recuerdo en su memoria al cumplirse hoy, una conmemoración.

Enero es un mes característico de nuestra época estival.

El 21 de enero fue un día más en el calendario…para la gran mayoría de los correntinos.

¿Qué sucedía el 21 de enero de 1867?: Se producía el paso a la inmortalidad del Brigadier General Pedro Juan Ferré.

Personalmente, con mucha humildad, considero a este verdadero prócer correntino como al primer gobernador estadista de nuestra querida provincia.

Y para ello debemos considerar el contexto de aquella época, lo que incrementará aún más, ese concepto.

Pedro Juan Ferré nació el 29 de junio de 1789.

Sus padres: Juan Ferrer (tal era el apellido verdadero) y Juana Francisca Alsina, catalanes.  Su madre era hija de don Juan Alsina y de doña Francisca Gasa y formaba parte de una familia de ocho hermanos entre los que estaban Juan Alsina (h), padre de los Alsina de Buenos Aires, Margarita Alsina de Niella, bisabuela del primer Obispo de la Diócesis de Corrientes Monseñor Luis María Niella, Ángel Esteban Alsina, padre de los Alsina y Atienza de Corrientes, entre otros. Pero Juan tenía un trato familiar – eran primos – con el Gobernador Valentín Alsina y un parentesco cercano con la familia del Gobernador don Rafael de Atienza.

Por parte de los Alsina, Pedro Juan Ferré provenía de una destacada familia catalana pero también de carpinteros de ribera, profesión que heredó y no fue impedimento para llegar a ser y consagrarse como una de las figuras políticas más importantes de su generación.

La Escuela que funcionaba en el Convento de San Francisco de la ciudad de Corrientes, dirigida por Fray José de la Quintana, le dio los primeros conocimientos de educación básica en letras y matemáticas que posteriormente la enriqueció con el estudio y la lectura propia de un autodidacta.

Leyendo sus “Memorias”, se puede concluir que fue lo suficientemente importante para sus conocimientos que demostraban su elevada cultura para aquella época, además de ser el PRIMER ESTADISTA DE LA PROVINCIA y entre los primeros del país, sin ninguna duda.

Pedro Juan Ferré fue soldado del Cuerpo Cívico que organizó el Comandante Ángel Fernández Blanco, entre 1810 y 1811, para defender una posible invasión paraguaya.  También contribuyó con embarcaciones de su astillero para con el Ejército Auxiliar encabezado por el general Manuel Belgrano que atravesó el centro del territorio de nuestra provincia, rumbo al Paraguay, con expresas instrucciones de la Primera Junta de Gobierno.

Revistó, también, en la Guardia Urbana; en 1819 fue ascendido a Capitán de la Tercera Compañía de Cívicos y en 1820, Comandante de Marina.

Tuvo destacadísima e importante participación e intervención en la Revolución iniciada el 6 de octubre y que culmina el 12 de ese mismo mes de 1821, que permitió liberar a nuestra querida provincia, organizar sus instituciones y defender los principios federales cuyo broche culminó con la Batalla de Monte Caseros en 1852.

Esa revolución se gesta al tener noticias difusas respecto de la suerte de Francisco “Pancho” Ramírez, que ostentaba el título de Supremo de la República Entrerriana, de la que nuestra Corrientes formaba parte, ya que no había certeza si era o no cierta, la derrota y muerte a manos de don Estanislao López, el caudillo santafesino.  La confirmación de esa noticia la tuvo el Brigadier General Pedro Juan Ferré de boca del propio delegado de aquél, don Evaristo Carriego, en el atardecer del 6 de octubre de 1821. Fue ahí, entonces, en que se gestó el movimiento revolucionario que culmina el 12 de octubre de 1821 deponiendo al delegado Evaristo Carriego, designando a don Nicolás de Atienza como gobernante provisorio hasta que se conforme un Congreso General que debía designar al gobernador y sancionar un reglamento provisorio constitucional.

En 1822, el Brigadier General Pedro Juan Ferré fue nombrado Alcalde de Segundo Voto, integrando lo que todavía era el Cabildo de Corrientes. 

En 1824, Brigadier General Pedro Juan Ferré fue electo Diputado al Congreso General. Además, por una ley fue designado Coronel Graduado del Estado Provincial.

El 27 de diciembre de 1824 accede, por primera vez, a la gobernación de la provincia con el título de Gobernador-Intendente y Capitán General de la Provincia de Corrientes, para cumplir con el mandato constitucional establecido en el Primer Reglamento Provisorio Constitucional sancionado el 11 de diciembre y jurado el 13 de diciembre de 1821, el que fue reformado por primera vez, en el año 1824, antes de asumir el Brigadier General Pedro Juan Ferré al máximo cargo constitucional de la provincia.

En esa época, tres años era el mandato constitucional del gobernador. Por lo tanto, para esa fecha pero del año 1827, lo cumpliría. Pero se produce un hecho extraordinario: la Guerra con Brasil en la que nuestra provincia tuvo participación importante, volcando sus recursos económicos, humanos y todo tipo de colaboración en esa contienda. Por ello, el Congreso General se reúne, ya que también tenía facultades especiales para modificar la Constitución de aquella época (la vigente era la de 1824), y como medida de excepción, ante la imposibilidad de erogar recursos para atender a los gastos de una elección en toda la provincia para elegir a quienes reunidos en Congreso General consagrarían a un nuevo mandatorio, ofrece a Pedro Juan Ferré un segundo mandato consecutivo que este declina porque la misma Carta Magna vigente no lo permitía, a pesar de las facultades constitucionales que poseía el propio Congreso General. Ante nuevas insistencias del Congreso General, Pedro Juan Ferré acepta con una sola condición: en cuanto finalice la contienda bélica, cualquiera sea su resultado (en la acción bélica resultaron victoriosas las Provincias Unidas del Río de la Plata pero en los “papeles” quien salió beneficiado fue Brasil…), inmediatamente presentaría su renuncia para que sea otro ciudadano quien complete el mandato gubernativo. Al respecto, en sus memorias, Ferré recuerda al expresar: “fui reelecto, a lo que me opuse fuertemente por dos veces en un lenguaje en que resalta la sinceridad con que lo hice”. En 1833, en un intento por una reelección, expresó: “…nunca quise aparecer como instrumento de la infracción de la Constitución…” (Hay que recordar que el Congreso General tenía facultades legislativas, a través del Congreso Permanente conformado por una fracción de sus integrantes y constitucionales reunidos en plenario).

Es interesante leer la nota firmada por el Brigadier General Pedro Juan Ferré en respuesta a la invitación que le hiciera el Congreso General para que se presente y preste el juramento por un nuevo mandato, atendiendo a las circunstancias especiales que en ese momento sucedía en lo que eran las Provincias Unidas del Río de la Plata confrontando con Brasil por la ocupación de la Banda Oriental del Uruguay.  El Congreso General recibe la contestación del Brigadier General Pedro Juan Ferré y le intima nuevamente a que se presente porque era el único capaz de gobernar la provincia en esos momentos tan importantes.  Finalmente, el Brigadier General Pedro Juan Ferré acepta con la condición expresa que, apenas finalizado el conflicto con el Brasil, presentaba su renuncia al cargo.  Ello sucede en 1828.

El segundo mandato constitucional como gobernador lo cumple entre los años 1830 y 1833.  En ese período, el Congreso General sanciona una ley en la que lo nombran Brigadier General y, en un acto de verdadero patriotismo decide donar su sueldo para que se atiendan las urgencias del Estado y en beneficio de la enseñanza pública.

La gestión del gobernador Brigadier General Pedro Juan Ferré en este período fue excelente, pues dio impulso progresista en donde fundó o repobló pueblos, reedificó iglesias, creó escuelas y establecimientos de dibujo y pintura, en distintas localidades del territorio provincial, fue impulsor, entre otras leyes importantes, de la Ley de Educación de la Provincia, considerada entre las primeras del país; impulsó y respaldó la apertura de la Universidad “San Juan Bautista”, bautizada en honor al Santo Patrono de la ciudad de Corrientes y cuya sede funcionó en el Convento de Nuestra Señora de La Merced; fijó límites jurisdiccionales, implementó el sistema de enfiteusis, permitiendo con ello a pobladores rurales, acceder a su propia tierra a cambio de una cuota; reglamentó la venta de inmuebles, estimuló las tareas agropecuarias y también el comercio.

Debemos acotar que, durante el conflicto armado con el Brasil, aportó armas y soldados.

Fue uno de los gestores del Pacto Federal de 1831, antecedente inmediato de la posteriormente sancionada Constitución Nacional de 1853.

Fue una tenaz opositor al personalismo rosista al entreverlo, tempranamente, como visionario que era.

El Brigadier General Pedro Juan Ferré no dudó en continuar la acción inaugurada por el Gobernador Berón de Astrada, en la sangrienta jornada del 31 de marzo de 1839 en Pago Largo y se convirtió en el promotor de los Ejércitos Libertadores que levantó Corrientes contra el poder rosista hasta su caída en la Batalla de Monte Caseros en 1852.

En sus memorias recuerda: “…la razón por la que yo me opuse siempre a Rosas, esto es por su oposición constante a constituir nuestra Nación o que haya un Cuerpo que la represente, para dirigirla, él bajo títulos espaciosos y disponer a su antojo de los dineros de las Provincias <…> y por esa política de exterminio que ha adoptado, ha hecho desaparecer miles de vidas y envuelve en llanto a muchas más familias. Sin embargo de esto, no desconozco de él ni dejaré de elogiar la firmeza de su carácter en sostener los derechos de la Nación contra miras extrañas, mas esta virtud no le quita el ser entre nosotros un tirano, que con una refinada hipocresía dirige y quiere dirigir

hasta el régimen interior de cada Provincia”.

 Acordará con el general Juan Galo de Lavalle como conductor del ejército correntino pero no dudará en prescindir de él cuando así lo considere.

 Posteriormente acordará con el general José María Paz, un estratega innato, quien dará un giro histórico en la situación al comandar el Ejército Correntino y que culminará con la gran victoria de Caá Guasú.

 El Brigadier General Pedro Juan Ferré recordaba en sus memorias: “…la derrota de Arroyo Grande no fue tan funesta por lo que ella en sí importaba sino por sus consecuencias…”, las incomprensiones y la oposición, presionaron para que abandonase el gobierno y emigrara al Brasil. Al respecto también menciona en sus memorias: “… se me dirá que por patriotismo debía haber aceptado el Gobierno, como lo hice después de la desgraciada batalla de Pago Largo. Pero entonces tuve esperanzas de reunir las tropas dispersas, contaba con algunos jefes y con el influyo y poder moral de los representantes de la Provincia. Y ahora no contaba con un solo soldado <…> con ningún jefe ni con los representantes, pues justamente eran los mismos que me faltaron en aquel entonces. Si ellos y el pueblo habían olvidado aquel hecho, yo lo he tenido siempre muy presente y él por sí solo basta para purificar en todo tiempo mi resistencia a recibirme del Gobierno en aquellas circunstancias”. Su regreso al país data de 1848 para continuar cooperando con quienes como él, entendían que la Nación debía organizarse constitucionalmente participando en el proceso que culminó con la Batalla de Caseros, en 1852 que dio por terminada la tiranía rosista.

 En época de la organización nacional, fue electo Diputado Constituyente representando a la provincia de Catamarca en el Congreso General que sancionara la Constitución de 1853, en el que tuvo destacadísima, recordada e histórica participación, defendiendo los principios federales entre los que podemos mencionar a la libre navegabilidad de los ríos interiores, el desarrollo económico de las provincias con puertos fluviales y el reparto equitativo de los recursos provenientes de la recaudación aduanera producto de las exportaciones; lo que hoy llamaríamos Ley de  Coparticipación Federal.

 También se desempeñó como Presidente de la Cámara de Justicia de Santa Fe; Senador Nacional representando a esa provincia y posteriormente, a la de Corrientes entre los años 1862 y 1867.

 Al tomar conocimiento de la invasión paraguaya a Corrientes, lo que dio inicio a la denominada Guerra de la Triple Alianza, se pronunció claramente a favor de su provincia, a pesar que sus familiares quedaron divididos entre patriotas y paraguayistas. 

 Además, tuvo un gesto de verdadero patriota al solicitarle al Presidente Bartolomé Mitre que le permitiera incorporarse al ejército patriota para luchar contra el invasor, actitud que Mitre valoró y le agradeció pero por la edad avanzada no le permitió. En cambio sí entregó a su hijo José que cayó en combate y al enterarse de la triste noticia expresó que si tuviera otro hijo volvería a ofrecerle en defensa de la patria.

 El 21 de enero de 1867, el Brigadier General Pedro Juan Ferré falleció en Belgrano (Buenos Aires). Sus restos fueron sepultados en el Cementerio de La Recoleta. En octubre de 1864, con mucha emoción fueron repatriados al Panteón de los Próceres en el atrio de la Catedral de la ciudad de Corrientes, en donde descansan junto a otros comprovincianos como los del Gobernador Genaro Berón de Astrada y otros prohombres.

 Hay mucha y valiosa documentación para escribir sobre la trayectoria pública de este prócer no solamente de nuestra provincia sino de la nación. Razones de “renglones” y “espacio” solamente me permite una pequeña sinopsis de una parte importante de sus primeros pasos en las noveles instituciones de la provincia allá por el año 1821 y algunos aspectos importantes de su trayectoria provincial y nacional.

 La provincia de Corrientes lo ha homenajeado bautizando paseos, calles, establecimientos educativos e instituciones con su nombre pero considero que algo más debe hacer año a año recordando y reconociendo a este prohombre, solidario, generoso, honesto, leal, patriota y enamorado de su provincia.

Autor: Autor: JORGE MANUEL PICCHIO

Actualidad en noticias

No result...