Spanish English French German Italian Portuguese Russian
kostenlose homepageuhren relojes blogs
Actualidad en Noticias
Actualidad en Noticias

Amado Bonpland

Corría el año 1821... y era secuestrado el botánico francés Amado Bonpland.

 La intensa actividad que venía desplegando el científico europeo no era visto con buenos ojos por el dictador paraguayo José Gaspar Rodríguez de Francia, quien entendía que la instalación de la colonia Santa Ana era una intromisión francesa en su territorio, el que por entonces él consideraba paraguayo.

Dos compañías de Usares, junto con una compañía de Fusileros -que sumaban entre milicianos y oficiales unos 150 hombres de caballería, acompañados por 200 urbanos con lanzas- atacaron la colonia Santa Ana destruyendo todo cuando encontraron a su paso, haciendo prisionero a Amado Bonpland, a quien se le secuestró toda la documentación en su poder.

Herido, engrillado y llevando consigo sus herbarios, instrumentos, colecciones de insectos y fósiles, todo por orden del dictador Francia, fue trasladado en una canoa al fuerte Itapuá, donde quedó prisionero del comandante Norberto Ortellado.

Fue sometido a largos interrogatorios y luego lo aislaron en un barracón por espacio de 15 días, hasta que le comunicaron que por decisión de Francia iba a quedar en libertad pero dentro del territorio paraguayo y en particular dentro del departamento de Santiago, eligiendo finalmente Santa María, en el paraje denominado "El Cerrito", junto al río Tebicuarí.

Por supuesto que su fama lo llevó a auxiliar a cientos de enfermos de pueblos vecinos. Durante largos años Bonpland continuó con su rutina y su colonia cada día crecía más y su producción aumentaba, hasta que el 6 de mayo de 1829 recibió un oficio del dictador Francia en el que le comunicaba que debía dejar el país sin más demora.

El compromiso consistió en que debía dirigirse a Sao Borja y nunca a Corrientes, si iba a este último lugar sería nuevamente detenido y confinado.

Trasladado hasta la Tranquera, en territorio correntino, Bonpland debió permanecer en este paraje por espacio de varios días, hasta que luego de un penoso viaje y franquear el río Uruguay, el 14 de febrero de 1831, desembarcó en Sao Borja, pero no se instaló allí sino en San Juan Mirí, junto al río Piratiní, donde fundó una pequeña estancia.

Al poco tiempo se conectó con el gobernador de Corrientes y visitó la capital de la provincia y tras realizar en 1832 un viaje a Buenos Aires, volvió y se radicó en su refundada Colonia de Santa Ana, sobre la margen occidental del río Uruguay a pocos kilómetros de Paso de lo Libres, en el pueblo que hoy lleva su nombre.

Alternó con altas figuras políticas y gobernantes de la época, viajó nuevamente al Paraguay, visitó a Urquiza en su Palacio San José, prestó servicios diplomáticos al gobierno de Corrientes en varias oportunidades y asistió en sus últimos días de vida al gobernador Atienza, quien falleció el 2 de diciembre de 1837 en Curuzú Cuatiá.

Vivió en su Colonia Santa Ana (hoy Bonpland), hasta su muerte, acaecida el 11 de mayo de 1858.

Autor: JORGE MANUEL PICCHIO

Actualidad en noticias

No result...