Spanish English French German Italian Portuguese Russian


kostenlose homepageuhren relojes blogs
Actualidad en Noticias
.

PEDRO ANTONIO CERVIÑO

Probablemente, en más de una oportunidad, hemos escuchado nombrar a Pedro Antonio Cerviño, Pedro Cerviño o, simplemente, Cerviño, ignorando quién fue este personaje de la historia nacional.

Pedro Antonio Cerviño nació en Campo Lameiro, Pontevedra, España, el 6 de septiembre de 1757 y falleció en Buenos Aires, el 29 de mayo de 1816.

Ingeniero militar, topógrafo, cartógrafo, editor y docente hispano-argentino de destacada actuación en el Virreinato del Río de la Plata; editó el segundo periódico de la ciudad de Buenos Aires y colaboró estrechamente en la Revolución del 25 de mayo de 1810.

Hijo de Ignacio Cerviño Gómez y su esposa, Leonor Núñez de la Fuente y Ponce, ambos naturales de Galicia. Por línea paterna era nieto de Ignacio Cerviño Fidalgo y de Esteva Gómez, también gallegos.

De joven, en 1774, emigró a Buenos Aires, cuando España todavía poseía sus territorios coloniales en América. Ingresó como laico a la Tercera Orden Franciscana; se incorporó como cadete al Regimiento de Infantería (tercio) de Galicia, de guarnición en el Río de la Plata, regresando a España para continuar sus estudios militares superiores.

Se educó en la Academia de Matemáticas de Barcelona (centro de formación de los oficiales del cuerpo de ingenieros del ejército), regresó a Buenos Aires en 1781 como miembro de la Comisión de Límites con Brasil.

Al año siguiente, 1775, efectuó una expedición científica al Chaco en busca de meteoritos metálicos y prestó servicios como ingeniero de la guarnición militar y naval de Buenos Aires.  Por encargo de Félix de Azara, recorrió los ríos Paraná y Uruguay, informando sobre su navegabilidad.  Cuando Azara se marchó de la región, le confió a Cerviño sus manuscritos, cartas geográficas y otros documentos científicos.

El virrey Avilés, realizó un plano topográfico de Buenos Aires, del curso del arroyo Maldonado y del futuro pueblo de Ensenada; planificó también una campaña de desarrollo de la Patagonia, integrando a los nativos.  En 1798, el Consulado de Comercio de Buenos Aires le encargó la realización de una elevación de la Ensenada de Barragán y junto a Juan de Insiarte y J. de la Peña, realizó una carta naútica del Río de la Plata que fue enviada a España.

Pedro Antonio Cerviño fue designado por concurso de oposición y antecedentes, como primer director de la Escuela Nacional de Naútica, fundada en 1799 por el general Manuel Belgrano.  En ella dictó cursos de geometría elemental y práctica, trigonometría, hidrografía y dibujo.  La escuela sería finalmente cerrada en 1806.  Desde su cátedra, se convirtió en el primer y más ferviente impulsor de la Marina Mercante, que lo reconoce como su propulsor.  Su casa era sede de tertulias literarias a las que asistían, entre otros, el deán Funes, Belgrano, Juan José Castelli, Luis José Chorroarín y otros representantes de la naciente cultura argentina.

Colaboró con Francisco Cabella y Mesa en el primer periódico de Buenos Aires, el Telégrafo Mercantil.  Cuando éste fue cerrado, logró editar, junto con Hipólito Vieytes, el Semana de Agricultura.  En este periódico se especializó en artículos sobre observaciones meteorológicas y topográficas.

Ayudó al virrey Sobremonte a preparar la ciudad para un posible ataque inglés; pero sus esfuerzos, como los del virrey, fueron malogrados por la pésima resistencia que le opusieron los cuerpos de línea de Buenos Aires durante la primera de las invasiones inglesas, en 1806.  Colaboró con Martín de Álzaga en la reconquista de Buenos Aires y a fines de ese mismo año, formó en las filas del Tercio de Gallegos, del que fue electo comandante; participó heroicamente en la defensa de Buenos Aires, al año siguiente, 1807, lo que le valió el reconocimiento de su grado de Teniente Coronel.

Continuó al mando de su batallón hasta finales de 1809, cuando fue reagrupado con otras unidades, perdiendo su denominación.  En enero de ese año, había participado de la llamada Asonada de Álzaga, primer movimiento “juntista.  Levantado el pueblo español contra la invasión de Napoleón, en 1808, comenzaron a formarse juntas que gobernaban en nombre del monarca cautivo.  En Buenos Aires, la repercusión fue captada por los tercios españoles que dieron el primer paso de la posterior Revolución de Mayo.

Participó en el cabildo abierto del 22 de mayo de 1810, que inició la Revolución de Mayo y apoyó a la Primera Junta.  Perteneció al grupo de seguidores de Cornelio Saavedra.  El 23 de julio de 1810, la Junta de Gobierno le volvió a confiar al dirección de su academia, agregando a la formación marítima, la militar.  Hasta el día de hoy, no existe certeza del inicio de las actividades de esta academia.

El Segundo Triunvirato lo puso a cargo de la Academia de Matemáticas, que formaba oficiales para el ejército y la marina, y de la Escuela de Náutica; fue el maestro de la mayoría de los oficiales navales y de artillería de las siguientes tres décadas.  Cerviño además, ayudó a construir las fortificaciones del puerto de Buenos Aires, que nunca llegaron a ser necesarias, pero fracasó en su intento de construir un muelle para la ciudad.  En 1814, actualizó y publicó un nuevo plano topográfico de Buenos Aires y sus alrededores.

El 9 de abril de 1802, en la capital bonaerense, contrajo matrimonio con doña Bárbara de Barquín y Velasco, hija de Manuel Antonio Barquín y Lavín, y de su esposa, Ana María de Velasco y Tagle Bracho, de familia hidalga cántabra.

Pero Antonio Cerviño falleció en Buenos Aires, el 29 de mayo de 1816. Por su calidad de francisco, sus restos fueron sepultados al día siguiente en el cementerio del convento de San Francisco.

Su obra y pensamiento continúan vivos en la Escuela Nacional de Náutica que dirigió y en el Tercio de Gallegos que fundó y comandó.  En su municipio natal de Campo Lameiro (Pontevedra, España), así como en la ciudad de Buenos Aires, existen sendos centros de educación infantil y primaria que llevan su nombre, y una calle céntrica del Barrio porteño de Palermo.

En los festejos del Bicentenario Argentino, el Tercio de Gallegos propuso a Cerviño como el personaje gallego símbolo del compromiso con la Argentina, proponiendo diversas actividades informativas de su vida y de su obra. También en Pontevedra, España, existe un centro educativo con su nombre.

Autor: JORGE MANUEL PICCHIO

Actualidad en noticias